Minutos antes de la medianoche una avioneta que volaba desde Brasil cayó sobre el techo de una casa, a metros del aeropuerto internacional de la localidad bonaerense de San Fernando. Afortunadamente, no había nadie en la vivienda porque todavía estaba en construcción y los tripulantes de la nave salieron ilesos.

Un vecino del lugar aclaró: “Estábamos comiendo y escuchamos la explosión”. Asustados salieron a la calle y se encontraron con la avioneta incrustada contra el techo de la vivienda de la calle Charlin al 100. Según trascendió, en ella viajaban cuatro personas de Porto Alegre, entre ellas un chico, que pudieron salir por sus propios medios.

“El piloto se había quedado sin combustible”, contó el hombre, y señaló: “La torre de control no le dio pista y venía en emergencia”. En la caída, la avioneta arrastró todo el tendido eléctrico por lo que la cuadra se quedó a oscuras tras el accidente.

“Podría haber sido un desastre”, advirtió otro vecino, que remarcó además que por la zona pasan aviones grandes todo el tiempo. “Esto no está preparado para ser un aeropuerto”, cerró. En el lugar trabajaron durante la noche los Bomberos de San Fernando y del aeropuerto, la Policía y Defensa Civil.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de