Tras su debacle electoral, el Gobierno prepara medidas que apuntan principalmente a la economía

Desde el día uno luego de la derrota electoral el discurso oficial viró totalmente a la realidad económica. Para el jueves el presidente Alberto Fernández prepara “anuncios importantes”
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Presidente Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández llega esta mañana a la Casa Rosada acompañado por la primera dama Fabiola Yáñez. Foto: NA

Todavía golpeado por un resultado de las PASO peor que las previsiones más pesimistas para el oficialismo el Gobierno intentará en los próximos días retomar la iniciativa de cara a acortar la diferencia con los candidatos de la oposición.

 

El lunes, en medio de anuncios ya programados los principales funcionarios del Gabinete Económico del Gobierno se reunieron con el presidente Alberto Fernández y empezaron a diagramar la respuesta. Según revelaron funcionarios y candidatos oficialistas, se vienen anuncios y están orientados a sectores todavía golpeados por la crisis económica que acompañó a la pandemia y trabajadores informales.

El candidato a legislador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Leandro Santoro, fue el encargado de adelantar que la intención es hacer esos anuncios este mismo jueves. “Los resultados son contundentes y el Gobierno tiene perfectamente claro qué es lo que tiene que hacer; está claro cuál es el diagnóstico, que es socioeconómico, y son esas las respuestas que hay que dar”, comentó.

Y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que participó de las reuniones post PASO dio algunos indicios de la orientación de los anuncios.

“Sabemos de la necesidad de fortalecer esta reactivación en curso y que llegue a más gente y llegue más rápido. El rumbo es alejarse de las políticas de especulación financiera, que fue la nota dominante en el período Macri, y recuperar la centralidad en la producción y el trabajo”, dijo Kulfas en declaraciones a AM 750.

“Hay mucha gente que podrá decir que no le llegó esa recuperación y es comprensible esa reacción. Lo que queremos es acelerarlo, es lo que estuvimos conversando en el día de ayer con el presidente, con varios del Gabinete, para ver cómo en los próximos meses fortalecemos algunas medidas y podemos acelerar esa reactivación”, agregó.

“El rumbo está claro, los ejes tienen que ver con la producción y el trabajo y nadie cuestiona hoy sobre que la centralidad tiene que estar ahí. La clave pasa por recuperar los empleos perdidos, tanto por la pandemia pero también por el gobierno de Macri, que generó un proceso muy fuerte de destrucción del empleo, de cierre de pymes, de empresas en general y lo principal es revertir eso. Estamos en esa dirección”, dijo.

“Tiene que ver con los sectores donde no llegó la recuperación en el empleo o estar en actividades informales. Ahí es donde estamos trabajando en generar medidas para acelerar la recuperación de los ingresos” (Kulfas)
“Estamos viendo una recuperación del salario, con un escenario de caída de la inflación. El salario real empieza a ganarle mes a mes a la inflación. Hay un sector que empieza a recuperar capacidad adquisitiva. Y luego están otros sectores donde queremos hacer refuerzos que tiene que ver con los sectores donde no llegó la recuperación en el empleo o estar en actividades informales. Ahí es donde estamos trabajando en generar medidas para acelerar la recuperación de los ingresos y que esta reactivación que está en curso le llegue a todos los sectores”, concluyó.

Según fuentes del Gobierno, las medidas en análisis están orientadas a poner plata en el bolsillo, y rápido, para que el efecto sea sensible en la población. Los detalles todavía son una incógnita. Hasta se llegó a hablar, en los sectores del oficialismo más ofuscados por el resultado electoral, de un regreso del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) con nuevo nombre y menor alcance que los casi 9 millones de beneficiarios que alcanzó en sus tres ediciones de 2020.

También mejoras para jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo (AUH), que acaban de recibir un aumento del 12,36% este mes.

Mientras tanto, el Gobierno acelera la seguidilla de iniciativas directamente a aumentar el poder adquisitivo de jubilaciones y salarios, además de intentar generar empleos privados y programas de incorporación de beneficiarios de planes sociales al empleo que ya estaba en agenda de antemano.

A continuación, una lista de las iniciativas que ya estaban en agenda y que en las próximas semanas van a dominar la agenda oficial:

Ley de Compre Argentino

En la primera aparición pública del presidente luego de las elecciones primarias, junto con el ministro de Desarrollo Matías Kulfas se presentó la Ley de Compre Argentino, Desarrollo de Proveedores y Compras para la Innovación. Orientado a aumentar la participación de la industria local en las compras públicas, Desarrollo Productivo aseguró que estima que tenga como impacto la generación de 30.000 nuevos empleos privados, $40.000 millones adicionales de inversión en investigación, desarrollo e innovación al año y 300 millones de dólares de ahorro de divisas anuales.

Salario Mínimo

Otro movimiento que ya estaba en carpeta, de hecho había sido convocado antes de las elecciones del domingo, es la convocatoria al Consejo del Salario para ajustar al alza el Salario Mínimo Vital y Móvil, que tiene impacto sobre los montos que se pagan en distintas asignaciones sociales. La revisión está planteada para el 30 de septiembre, según anunció el ministro de trabajo Claudio Moroni y oficializó el Gobierno la semana pasada.

Suba del mínimo de Ganancias

También ya pautada desde antes del cachetazo electoral pero, ahora vuelta más urgente como resultado de la necesidad de recuperar la iniciativa política, está el ajuste del mínimo de Ganancias establecido en la última modificación del tributo impulsada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

En los hechos, la Ley aprobada por el Congreso en abril pasado permite considerar las nuevas pautas salariales y faculta al Gobierno a actualizar el “piso” de $150.000 a través de un decreto con el objetivo de acompañar el alivio fiscal de los trabajadores con los incrementos salariales que han ido acordando en paritarias.

Desde junio rige la modificación que exime del pago de Ganancias a los empleados en relación de dependencia cuyo salario bruto no supere los $150.000 o que, pese a los aumentos de sueldos que se van dando en el año, promedie menos de $150.000 brutos en el año. Además, la modificación eximió al aguinaldo del pago del tributo y creó una planilla de deducciones especiales para quienes cobran entre $150.000 y $173.000 de manera de morigerar el impacto del impuesto.

Ese piso de $150.000 va quedando rápidamente atrasado frente a los ajustes de salarios de este año, por lo que este mismo mes se espera el decreto que lo ajuste al alza. De $170.000 a $180.000 son los montos que se barajan hasta ahora.

De planes a empleo

Otro punto clave que se prepara es el reemplazo de los planes sociales por programas de empleo formal y será lanzado en Córdoba o Tucumán. La idea es emular el esquema que se creó para trabajadores rurales temporarios en el que se permite a los beneficiarios tomar empleos registrados sin perder beneficios sociales. De hecho, para el caso, los beneficios sociales se podrían aplicar para ayudar al empleador a cubrir parte del salario. Los sectores de la gastronomía, el turismo y la construcción serían los alcanzados, dado que son algunos de los rubros más golpeados por la pandemia.

El salario a percibir de arranque por parte de los nuevos empleados será el valor de un plan Potenciar Trabajo -un salario mínimo vital y móvil- a cargo del Estado, y la diferencia con el básico de cada convenio colectivo por parte de cada empleador.

Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas

Para este miércoles está programada la presentación de una nueva Ley de Hidrocarburos- Será en un acto en la Casa Rosada junto con el ministro de Economía Martín Guzmán y al Secretario de Energía Darío Martínez ante sindicatos, empresas petroleras, gobernadores y organizaciones de Pymes y empresas regionales e industria nacional.

Financiamiento a empresas

El Banco Nación y su disponibilidad de fondos para lanzar líneas de financiamiento subsidiadas ha sido hasta ahora una de las herramientas más utilizadas por el Gobierno para intentar empujar distintos rubros de consumo a través de planes focalizados, no de gran escala. Ahora, la entidad tiene en carpeta una nueva línea de crédito para la inversión productiva con una tasa del 22% y fondeo por unos $1.000 millones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter