Una mesa multisectorial de instituciones provinciales, nacionales, sociedad civil y sector privado trabajan en un Plan de Gestión Ambiental de la Ruta 34, que conecta las yungas jujeñas, un área con valores ambientales, culturales y productivos.

Participan del plan de gestión ambiental el Ministerio de Ambiente, GIRSU Jujuy S.E, los Municipios de Libertador General San Martín, San Pedro, Fraile Pintado y Calilegua, Dirección Nacional de Vialidad, Parque Nacional Calilegua, Empresa Ledesma, Fundación ProYungas y la Mesa de Gestión del CIC Nº 2 de Calilegua.

En ese marco, se realizan procesos municipales de mejora en la gestión de los residuos, saneamiento, limpieza, control y fiscalización en Ruta Nacional Nº 34 y zonas que la franquean, acciones de concientización y educación ambiental, con el fin de mejorar el estado de la ruta en cuanto a impacto ambiental y social y seguridad vial.

La ruta 34 atraviesa una de las regiones de mayor interés de conservación y preservación de la provincia, a la vez que posee una particular importancia dado que conecta un área con múltiples valores ambientales, culturales, económicos y productivos.

Su calidad paisajística y ambiental se ha visto afectada por diversos factores, como el vuelco de basura, el desarrollo de micro basurales, el crecimiento de malezas, etc. que repercuten negativamente afectando su gran potencial turístico y de diversidad biológica y cultural.

Por ello es que se puso en marcha desde los Gobiernos Provincial, Municipales, Nacional, y entidades privadas e intermedias, un Plan de Gestión Ambiental, realizado de manera participativa. El plan fue socializado recientemente en una reunión que tuvo lugar en el Municipio de Libertador General San Martin.

En el marco del Plan el Ministerio de Ambiente, realizó el saneamiento de los accesos a basurales de San Pedro y Fraile Pintado, y Vialidad de la Nación trabaja sobre márgenes de ruta y zonas aledañas; por otra parte, se desarrollan periódicamente controles y fiscalizaciones para el mantenimiento de la ruta.

También se realizan acciones para erradicar el vertido y abandono irresponsable de residuos, con la presencia de inspectores ambientales municipales y de la Dirección de Evaluación Ambiental y Fiscalización del Ministerio de Ambiente, fortaleciendo además la fiscalización y el control de la ruta. También está prevista la instalación de cámaras de seguridad y en análisis la implementación de un sistema municipal de foto-multas.

Respecto a la educación, concientización y comunicación a la población local y a quienes transiten por la ruta, se brindará capacitación a grupos de interés, se desarrollará una campaña informativa y una campaña de concientización y sensibilización sobre la importancia ambiental de la ruta en materia de biodiversidad, la valoración del entorno ambiental, natural y cultural, buscando además disminuir el vertido de basura en lugares no habilitados.

Por otro lado, y con el fin de impulsar la puesta en valor de sitios estratégicos que promuevan los servicios ambientales y productivos de la región, y potenciar lugares que ya son de valor, se colocarán carteles de interpretación e información, se forestará lugares clave, y se generará y equipará espacios de uso público.

Finalmente se realizará un fortalecimiento institucional, que permita que estas mejoras sean sostenibles en el tiempo. Esto a través del empoderamiento de las áreas de ambiente municipales, promulgación de legislación local específica y generando espacios de articulación.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de