Susana Cáceres fue abusada sexualmente, apuñalada y asfixiada

Tras permanecer 10 días desaparecida, el cuerpo de la mujer fue hallado ayer al costado del río Reconquista, en Ituzaingó; todavía no hay detenidos por el femicidio
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Susana fue asesinada a puñaladas

El resultado final de autopsia a Susana Cáceres, la mujer cuyo cuerpo fue encontrado ayer en Ituzaingó tras permanecer 10 días desaparecida, reveló que fue violada y asfixiada tras sufrir múltiples apuñalamientos y golpes en el cuerpo y la cabeza. Además, se estableció la data de muerte entre los 3 y los 10 días previos al hallazgo, tal como había adelantado el informe preliminar conocido anoche.

El documento señala que el cuerpo de la mujer presenta lesiones propias de haber padecido abuso sexual, no estaba quemada -como trascendió en un primer momento dado el avanzado estado de descomposición-, tenía numerosas heridas punzo cortantes, hematomas en el cuerpo, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y signos de asfixia.

Tras el estudio, el cuerpo de Cáceres fue entregado a la familia para que se completen los trámites para su inhumación.

Por su parte, la fiscal Luisa Pontecorvo, jefa de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, pidió un segundo relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona del hallazgo y espera los resultados de nuevas pericias que contribuyan a esclarecer las circunstancias del hecho.

“Se tiene que investigar de cero porque no hay sospechosos aun del asesinato. Tenemos que seguir lo que indique el informe forense para avanzar”, explicó un vocero judicial a Télam.

El cadáver de Susana fue hallado pasadas las 13 de ayer en medio de pastizales, a la vera del río Reconquista, a metros del Camino del Buen Ayre, y reconocido por sus familiares. Voceros del caso informaron que la identificación se logró a partir de un tatuaje con el símbolo de “Chevrolet” que tenía la mujer en un antebrazo y a la vestimenta que llevaba puesta antes de desaparecer.

Los investigadores detallaron que el cuerpo fue encontrado durante un rastrillaje solicitado por la fiscal y concretado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno en una zona de pastizales junto al lecho del río, a unas 20 cuadras de la casa de la víctima.

De acuerdo con las primeras informaciones, los investigadores sospechan que se trata de una escena secundaria, lo que implica que Susana habría sido asesinada en otro lugar y luego su cadáver fue arrojado donde finalmente se lo halló.

Desaparición, femicidio y misterio

Susana Cáceres, madre de cuatro hijos y de 42 años de edad, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre. “Ahí vengo, ma”, le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior.

Susana fue vista por última vez en la madrugada del miércoles 9, en el barrio de Mariló de Moreno. Vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta, se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su expareja, Alejandro Alberto Peralta, y los hermanos. A su vez, la Policía Bonaerense hizo rastrillajes en cuatro lugares de Moreno: el domicilio de Cáceres, el de Peralta, la canchita “Los Apaches” y el barrio Candia. En ninguno de los procedimientos se encontraron rastros de la desaparecida.

Además, los pesquisas realizaron el relevamiento de cámaras públicas y privadas y de las redes sociales de Susana para conocer sus movimientos previos a la desaparición, aunque por el momento no obtuvieron resultados en ese sentido.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Contenido protegido !!