Escalofriantes detalles de la secta “Sociedad Anónima”: trata de personas, drogas y hasta la “cura” del sida

La organización delictiva desbaratada este sábado utilizaba todo tipo de artimañas para engañar a sus seguidores; operaba a escala internacional y cometía casi una decena de delitos graves, entre ellos trata de personas
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

En medio del megaoperativo encabezado por la Policía Federal Argentina (PFA) en distintos puntos de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, se conocieron los escalofriantes detalles detrás de la secta desbaratada.

De acuerdo con el informe sobre el operativo difundido por la Superintendencia de Investigaciones Federales, en el marco de los 50 allanamientos realizados entre la noche del viernes y esta mañana se logró detener a 24 personas y elevar pedidos de captura internacional a otros miembros de la organización con base en la Argentina, pero que también operaba en Estados Unidos.

La organización delictiva desbaratada este sábado utilizaba todo tipo de artimañas para engañar a sus seguidores; operaba a escala internacional y cometía casi una decena de delitos graves, entre ellos trata de personas

En medio del megaoperativo encabezado por la Policía Federal Argentina (PFA) en distintos puntos de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, se conocieron los escalofriantes detalles detrás de la secta desbaratada, conocida como “Sociedad Anónima” y abocada a la comisión de graves delitos como la trata de personas.

A partir de un extenso proceso de inteligencia se determinó que la secta se movía “en el mundo de la empresa, la salud y la política” y acumulaba miembros a partir de toda clase de promesas. “Bajo el discurso de una filosofía que pregonaría terminar con ‘los males del sida y las drogas’ y ‘buscar el desarrollo de la felicidad’, se dedicaría a captar personas para, en algunos casos, incorporarlos a la organización y reducirlos a una situación de servidumbre y, en otros, ofrecerles algunos de los ‘tratamientos médicos’ que hacen en sus ‘clínicas’, con el propósito fundamental en uno y otro caso de obtener dinero, influencias y/o ‘coberturas’ para sus líderes”, detalla el documento de la PFA.

Una vez cooptada su voluntad, el grupo utilizaba a sus adeptos para el ofrecimiento de relaciones sexuales a “personas de poder” y la captación de nuevos miembros. A todos se los encasillaba dentro de una estructura interna para “evolucionar” y poder “reencarnar”, que incluía a un líder de nivel 7 (“Maestro” o “El ángel”); sus secundantes, nivel 6, (“Apóstoles”) y luego nivel 5 (“Genios”), nivel 4 (“Alumnos”) y niveles 3, 2, 1 (“Humanos comunes”).

Además, la organización se dedicaba a realizar “curas de sueño” en falsas clínicas o consultorios ubicados dentro de la ciudad de Buenos Aires, las cuales consisten en “empastillar” a los “fieles” y a otras personas captadas en el extranjero con el objetivo de dormirlos durante días. Esto implicaba una forma de castigo para los primeros y un supuesto tratamiento contra las drogas para los segundos.

“Por último, las ganancias obtenidas de la explotación de todas estas personas -alumnos y pacientes- ingresarían al circuito legal mediante inmobiliarias y una escribanía, que tiene la organización en nuestro país y distintas fundaciones creadas en los Estados Unidos de América, generando con ello además, un flujo constante de divisas extranjeras para dicha organización, siendo su cara pública y lega para dichas finalidades la empresa BA GROUP”, consigna el informe.

Los investigadores estiman que la cantidad de alumnos que posee actualmente esta estructura delictiva ascendería a 170 personas en la Argentina y a otras tantas en Estados Unidos, quienes aportan a la organización una cuota mensual en divisas extranjeras, la que denominan “Ceremonial”. A ellos se suman unos 1500 “alumnos captados” por BA GROUP, a los que les cobran por capacitaciones “Evolutivas”, clases de lectura y distintas jornadas dirigidas a organismos estatales, provinciales o municipales, consejos profesionales, organizaciones con o sin fines de lucro, emprendedores y o público en general.

El resultado de los allanamientos

Durante los allanamientos realizados en el marco de la causa, que cuenta con la colaboración del Bureau of Diplomatic Security de la Embajada de los Estados Unidos de América, se secuestraron grandes cantidades de elementos probatorios, dinero en efectivo y diversos bienes obtenidos por la secta de manera espuria.

La nómina de lo incautado:

Más de un millón de dólares
Un millón novecientos mil pesos
Mil libras esterlinas y cien euros
Una camioneta Ford Bronco perteneciente al líder de la banda
Treinta medallas de plata
Juguetes sexuales
Videos pornográficos
Computadora, computadoras portátiles y celulares
Historias clínicas, títulos de propiedad y documentos de interés para la investigación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Contenido protegido !!