Estudiantes de Humahuaca diseñaron y construyeron deshidratadores híbridos solares para conservar alimentos

Humahuaca deshidratadores

La ministra de Educación, María Teresa Bovi, junto a autoridades del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), la secretaria General de la Agencia de Tecnología e Innovación Tecnológica de Jujuy, Miriam Serrano; Gonzalo Durand, del Instituto de Investigaciones en Energía no Convencional del CONICET de Salta y funcionarios de la cartera educativa, se interiorizó sobre los detalles del proyecto de innovación tecnológica de deshidratadores híbridos y solares, desarrollado por estudiantes y docentes de la Escuela Agrotécnica N°3 «Gral. Manuel Eduardo Arias» de Humahuaca. Estos innovadores artefactos pueden ser utilizados para conservar hortalizas, frutas e incluso carne para la comunidad.

En la Quebrada de Humahuaca, ubicada a 3012 metros de altura sobre el nivel del mar, al norte de Argentina, en la Provincia de Jujuy, las condiciones climáticas del lugar son favorables para desarrollar aplicaciones de energía solar. Atendiendo a este contexto natural y aplicando los contenidos escolares aprendidos, los estudiantes y docentes de la Escuela Agrotécnica N°3 desarrollaron y pusieron en marcha un proyecto que, a través de la energía solar que favorece el aprovechamiento de los productos agropecuarios.

Es menester señalar que los estudiantes egresan con el título de “Técnico en Producción Agropecuaria”. Además, la mayoría de ellos pertenecen a una población rural, por lo que, con los deshidratadores híbridos y solares pueden darles un valor agregado a los productores locales.

El proyecto, financiado por una convocatoria Nacional del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), y gestionado por la Agencia de Tecnología e Innovación Tecnológica de Jujuy y el Misterio de Educación de la provincia, permitió la compra de equipamientos, maquinarias y materiales, así como capacitación para estudiantes y docentes de la Escuela Agrotécnica N°3, para que aprendan a construir estos deshidratadores híbridos y solares.

Durante la visita, la ministra de Educación, María Teresa Bovi, felicitó a la comunidad educativa por el gran trabajo y compromiso puesto en tan significante iniciativa. Además instó a los jóvenes a seguir estudiando y capacitándose para que “al terminar la secundaria puedan poner su propio emprendimiento”.

Asimismo, destacó el crecimiento y el desarrollo de la Educación Técnica Profesional y remarcó la importancia de la vinculación de la misma con el “mundo del trabajo”. Por su parte, la secretaria General de la Agencia de Tecnología e Innovación Tecnológica de Jujuy, Miriam Serrano, explicó que “la beneficiaria directa de la gestión de los fondos, fue la Escuela Agrotécnica N°3, que es la que llevó adelante el proyecto bajo la dirección del investigador del Instituto de Investigaciones no Convencionales del CONICET de Salta, el Dr. Gonzalo Durand”. Asimismo, expresó que los destinatarios de los deshidratadores son los productores de la zona para que “hagan el aprovechamiento y el agregado de valor a sus productos”.

En esta oportunidad las tres comunidades de la zona que contarán con los deshidratadores son: Hocumazo, Uquía y Huasadurazno. En estas líneas, Gonzalo Durand, explicó que “las comunidades firman un acta de conformidad de uso de deshidratadores en calidad de sesión de comodato con la condición de que parte del producto deshidratado sea devuelto a la escuela para que lo utilicen en la cocina, porque es una escuela con jornada completa”.

Indicó que “el eje central de este proyecto fue la capacitación en energías renovables, el secado solar de alimentos y en el método constructivo, es decir, la construcción, la operación y el mantenimiento de deshidratadores solares”. “Todo está íntegramente realizado por estudiantes y docentes de la escuela y también trabajamos fuertemente con la comunidad”, expresó, con emoción, Durand. Y remarcó que esta posibilidad permitió que “la escuela cuente con una oferta más grande, ya que los estudiantes tienen todo lo necesario para realizar equipos solares térmicos”.

Destacó la construcción del taller metalúrgico de gran envergadura, que permite realizar tareas de precisión, entre las que mencionó “la construcción de equipos solares, tanques de agua, canaletas, ductos de aire acondicionados, entre otras, ya que las posibilidades son gigantescas”. En su turno, el director de Educación Técnico Profesional, Juan Tarifa, expresó el compromiso por parte de la Dirección para “complementar los recursos y así fortalecer el proceso de capacidades de los estudiantes. Es un broche de oro saber que los estudiantes están generando dentro de sus propios espacios posibilidades laborales”.

Por su parte, la directora de la Escuela Agrotécnica N°3, Zulema Cari, destacó el apoyo y el acompañamiento por parte del Ministerio de Educación, la Agencia de Tecnología e Innovación Tecnológica, el COFECyT, Gonzalo Durand y destacó un especial agradecimiento al director Gerardo Paredes “quien le dio ésta posibilidad a nuestra escuela, hoy estamos honrando su memoria”, dijo la directora con gran emoción. Por otra parte, señaló que la comunidad educativa está “muy orgullosos de poder contar con un taller metalúrgico, porque estamos cumpliendo con lo que los papás nos piden, que los estudiantes tengan más saberes y prácticas”.

Para finalizar, la subsecretaria de Federalización de la Ciencia, Tecnología e Innovación de Nación, Luz Lardone, expresó que es importante “celebrar proyectos como estos, que transforman realidades y contribuyen a otras cosas” y remarcó que es un proyecto que “nos llena de orgullo”. Además, felicitó la iniciativa de entregar los deshidratadores a productores de las zonas indicando que con esta acción “colaboran con otras familias, es decir que forman parte de la vida de otros a partir del conocimiento y de lo que saben hacer, mejoran la calidad de vida de otros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!
Ir arriba