Alrededor de las 10:56 de la mañana se produjo una explosión en la clínica Nuestra Señora de Fátima, cuando se realizaba el mantemiento del sistema de refrigeración del edificio.

Según el director de la clínica, Marcelo Abud, el operario afectado por la explosión, fue trasladado al hospital Pablo Soria con heridas y pronóstico reservado, en tanto que una persona que estaba en el lugar fue derivada al hospital Wenceslao Gallardo de la ciudad de Palpalá. “No tenía heridas físicas sino un estado de shock”, indicó Abud.

El operario perdió un brazo y tendría complicada la vista.

Debido a la explosión,  se evacuaron los pisos más cercanos hasta evaluar la situación de la estructura edilicia, las condiciones de electricidad y de gas, que no sufrieron daños por lo que se retomó la atención.

Comentarios