Por Adrián Pallares
La relación entre Araceli González y Adrián Suar nació como una telenovela. Se conocieron grabando La Banda del Golden Rocket, una ficción que la consolidó a ella como actriz, tras haber arrancado como modelo, y que convirtió a él en una figura muy importante de la televisión. Formaron entonces una de las parejas más queridas del mundo del espectáculo.

El amor fue un flechazo inmediato. En 1997 se casaron. Ara tenía una hija pequeña, Florencia Torrente, fruto de una relación anterior, y juntos tuvieron a Tomás Toto Kirzner, que hoy sigue los pasos de sus padres en la actuación.

Durante esos primeros años González y Suar crecieron en sus respectivas carreras, llegando a ser estrellas. Adrián fundó la productora Polka, siendo Araceli un gran sostén en esos inicios de una de las productoras de ficción más importantes del país.

La pareja tuvo varias crisis. En 2005 concluyó la relación y sobrevino el divorcio. En las últimas horas, Araceli concedió una entrevista muy reveladora en la revista Gente. Si bien habla sobre muchos temas, llamó la atención un reclamo suyo con la intención de pelear por “la división de bienes”.

“Desde mi divorcio, jamás conseguí la división de bienes -declaró la actriz-. He firmado papeles que me mostraban, hubo ‘arreglos’ nunca arreglados y postergaciones sostenidas. He sido paciente con las tantas vueltas que se dieron alrededor de este asunto. Pero hasta aquí llegué. Siempre he dicho que denunciar protege. Que acobardarse es un error. Y no voy a seguir dando un ejemplo contrario. Si me quedo en casa haciéndome la pelotuda y mostrándoles a todos que la vida es embellecerse, no estaría comunicándoles quién soy en realidad. Esta que ven aquí es una guerrera dispuesta a salir por su dignidad, y por ende la de todos”. Y así, dejó al descubierto una interna desconocida sobre el divorcio.

Se sabe que desde su ruptura la relación entre Suar y Araceli es casi inexistente. Pese a tener un hijo en común, el diálogo entre ellos está roto. En estos años ella trabajó en dos oportunidades en Polka. La primera fue en 2014, en la tira Guapas, un éxito que tenía en su elenco a Mercedes Morán, Flor Bertotti, Isabel Macedo y Carla Peterson. En 2016 hizo la tira Los ricos no piden permiso, otro suceso de audiencia. Pero es cierto que la actriz ha trabajado poco desde que se separó del productor, y se la ha visto más en el teatro que en ficciones televisivas.

Teleshow habló con el estudio de abogados de Suar, y los letrados contaron cómo fue ese convenio de divorcio celebrado hace 14 años, en 2005. En ese momento la Justicia dictaminó la división de bienes, y se fijó la cuota alimentaria del hijo de la pareja, hasta que cumpliera 21 años. También asentado que Araceli es dueña de un 5% de Polka. Si algún día se vende, ella recibirá el dinero correspondiente a ese porcentaje, pero no participa de las regalías, ya que es propietaria de ese paquete accionario pero no socia. Según los abogados de Suar, la sociedad conyugal quedó liquidada, es decir, disuelta. Y no hay reclamos de ninguna de las partes; el convenio fue ratificado por ambas partes y firmado por los abogados de Suar y los de Araceli.

En cambio, Araceli sostiene que quiere la división de bienes, que según sus dichos, nunca se llevó a cabo. Más allá de esta declaración periodística, por ahora la actriz no ha presentado ningún reclamo por vía legal. Pero este enfrentamiento que ya cumplió 15 años acaba de escribir un nuevo capítulo.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de