Creado en 1919 por Johnston McCulley, El Zorro es el héroe de ficción de los tiempos modernos que más libros, películas y programas de televisión ha inspirado. Pero sin duda la serie que produjo The Walt Disney Company en los años 50 ha sido la más emblemática. Y su éxito se arraigó especialmente en nuestro país, donde El Trece la puso al aire de manera consecutiva durante 16 años. Hasta este viernes 1 de noviembre, cuando por una decisión artística, decidió reemplazarla por Los Ángeles de la Mañana.

La ficción, protagonizada por Guy Williams en el doble papel de Diego de la Vega y su álter ego, El Zorro, contó con dos temporadas de 39 capítulos de 30 minutos cada uno, que se emitieron entre 1957 y 1959. Pero luego, en 1960, se realizó lo que se dio a conocer como la tercera temporada y que, en realidad, solo constó de cuatro especiales de una hora de duración.

En 1992 los episodios de las dos primeras temporadas fueron remasterizados y doblados al castellano, lo que permitió que se difundieran por toda América Latina. Pero no ocurrió lo mismo con la tercera temporada, en cuya última emisión finalmente se descubre la verdadera identidad del Zorro.

Situada en la California española de 1820, la historia arranca cuando Diego de la Vega regresa a Los Ángeles después de haber pasado tres años estudiando en España, tras un pedido de su padre, don Alejandro de la Vega (George J. Lewis), quien le cuenta la difícil situación política y social que estaban atravesando en manos del inescrupuloso comandante Enrique Sánchez Monasterio (Britt Lomond).

Experto en esgrima, ante esta situación Diego decide defender a la sociedad bajo una identidad falsa. Y así, mientras todos en el pueblo piensan que en realidad es un cobarde, cuando alguien está en problemas, con la ayuda de su asistente, Bernardo (Gene Sheldon), De la Vega se camufla detrás del traje de El Zorro y sale en auxilio de los indefensos, eludiendo al torpe Sargento García (Henry Calvin).

Sin embargo, en el último capítulo de la tercera temporada que nunca llegó a verse en la Argentina alguien descubre al hombre que se esconde detrás del traje del justiciero enmascarado. El episodio, titulado Viejo Conocido, comienza con la llegada al pueblo de Ramón Castillo, interpretado por un joven Ricardo Montalbán, un viejo amigo de Diego con quien había entablado un vínculo durante sus días de estudiante en Madrid. El hombre busca la revancha con De la Vega, quien le había ganado un duelo de espadachines con una destreza pocas veces vista. Pero se sorprende al descubrir la fama de cobarde que este tiene de este lado del océano.

Castillo, quien además llega con la intención de asaltar la comandancia, empieza a sospechar de la doble identidad de Diego cuando El Zorro sabotea su intento de robo y demuestra la misma habilidad con las espadas que él le conocía a De la Vega.

Es entonces cuando Castillo decide armar un plan para descubrir al enmascarado y recuperar el dinero perdido. Y propone hacer una apuesta contra el Sargento García y todos los que estaban con él en la taberna, asegurando que esa misma noche él simularía un robo y demostraría que De la Vega era el verdadero Zorro.

Alertado sobre esta trampa, Diego les hace creer a todos que había quedado encerrado en la habitación del Sargento García. Así, cuando Castillo entra a robar la taberna, con ayuda de Bernardo escapa por la chimenea y va a enfrentarlo en un duelo de espadas, que por supuesto gana. Y antes de retirarse para dar lugar a que los soldados detengan a su contrincante, se saca el antifaz para mostrarle su rostro burlón.

El capítulo termina con Castillo preso, intentando hacer que alguien le crea que quien estaba detrás de la máscara de El Zorro no era otro que De la Vega. Y con todos riéndose a carcajadas ante esta posibilidad, dando por hecho que el delincuente era un fabulador y que Diego era incapaz de manipular una espada.

De esta manera, la historia tuvo un cierre definitivo. Y pese al éxito mundial de la serie, nunca hubo una nueva temporada. Sin embargo, los viejos capítulos siguieron atrapando a las distintas generaciones. En Argentina, la tira se trasmitió por primera vez en blanco y negro en 1968 por Canal 13 y en color en 1992, a través de la misma señal. Después, durante 1998 y 2002, se la pudo ver en las tardes de Telefe en su versión original, en blanco y negro. Y a partir del 2003 volvió a El Trece. Hasta este viernes, donde la pantalla chica, sin El Zorro, ya no será la misma.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de