Una turista argentina quiso sacar fotos en la Costa Amalfitana y murió arrastrada por una ola

La mujer falleció tras caer el agua cuando intentaba tomar una postal frente al mar. Sucedió en Furore, en el sur de la península itálica
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Furore es una localidad italiana con gran afluente de turistas. Allí murió la visitante argentina (Getty)

Una turista argentina murió este miércoles arrollada por las olas en la localidad italiana de Furore, en la sureña Costa Amalfitana. Se presume que el trágico desenlace ocurrió mientras fotografiaba al mar en pleno temporal, confirmaron a EFE fuentes de la Guardia Costera local.

La víctima estaba acompañada por su marido cuando se habían dirigido hacia la playa para tomar fotografías del mar embravecido. El hombre, logró salvar su vida tras aferrarse a las rocas, si bien está siendo sometido a controles médicos en el hospital de Castiglione di Ravello.

La pareja, de unos 50 años, se encontraba de visita a este litoral próximo a Nápoles, una de las metas turísticas más deseadas y exclusivas de Italia, y habían decidido pasar el día en el fiordo del municipio de Furore.

En el lugar se había desatado un temporal pero ambos decidieron acercarse al mar, presumiblemente para tomar algunas fotos, cuando fueron alcanzados por una ola que arrastró a la mujer.

Según las crónicas de medios italianos, los primeros auxilios provinieron de un vecino del lugar, alertado por los gritos de la pareja, que arrojó cuerdas al mar para socorrerlos. El hombre se habría aferrado a la primera cuerda, mientras que la mujer no pudo agarrar la segunda.

Su cuerpo sin vida fue posteriormente recuperado del agua por la Guardia Costera regional.

Los dos se hospedaban en un hostal en Positano y la Fiscalía de Salerno está investigando lo ocurrido, según informó el canal público RAI. La Justicia deberá decidir si ordena o no la incautación del cuerpo para la autopsia e investigaciones.

De acuerdo a los medios locales, la víctima tenía 36 años y su marido 52.

La tormenta en la zona de Salerno forzó el levantamiento de las clases en muchos municipios. Las autoridades dictaron el alerta climática en las últimas horas, a raíz de la fuerte intensidad pronosticada de las precipitaciones. La comunicación, desde el alerta naranja, advertía que “el mar tiende a ser muy agitado o pesado con marejadas ciclónicas a lo largo de las costas”.

Debido a su cercanía con el mar, y sus cuestas escarpadas, la pequeña localidad de Furore es un lugar para tomar recaudos. En 2018, unos cuatro turistas también fueron arrastrados por una ola, donde una mujer murió.

A Furore se lo conoce como “el pueblo que no existe”, debido por su pequeña extensión y la dificultad para ingresar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Contenido protegido !!