Una mega inundación amenaza California:  podría ser el desastre natural más caro de la historia

Hasta 10 millones de personas se verían desplazadas, las principales autopistas quedarían cortadas durante meses, y ciudades como Stockton, Fresno y Los Ángeles quedarían sumergidas
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Los Angeles
Vista del centro de la ciudad de Los Ángeles desde el Observatorio Griffith durante la puesta de sol (Getty)

La pesadilla histórica podría repetirse… Según un nuevo estudio científico, el calentamiento global ha duplicado la probabilidad de que las condiciones meteorológicas desencadenen en California un diluvio tan devastador como la Gran Inundación de 1862.

En aquel episodio de hace 160 años, 30 días consecutivos de lluvia desencadenaron una inundación monstruosa que recorrió gran parte del estado y cambió el curso del río Los Ángeles, trasladando su desembocadura desde Venice a Long Beach.

Según el trabajo de Science Advances, si hoy se produjera una tormenta similar, hasta 10 millones de personas se verían desplazadas, las principales autopistas interestatales, como las interestatales 5 y 80, quedarían cortadas durante meses, y centros de población como Stockton, Fresno y partes de Los Ángeles quedarían sumergidos.

Daniel Swain, científico del clima de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) e investigador que participó en el estudio, describió la megainundación como “una inundación muy grave en una amplia región que tiene el potencial de provocar impactos catastróficos en la sociedad de las zonas afectadas”.

“Hay más lluvia en general, precipitaciones más intensas por hora y vientos más fuertes”, dijo a la cadena CNN.

El cambio climático sobrecarga los eventos de lluvia intensa, haciendo que las inundaciones repentinas se produzcan con mayor regularidad, como se ha observado varias veces en el este de Kentucky, San Luis e incluso en el Parque Nacional del Valle de la Muerte de California.

Los expertos explican que California es propensa a estas inundaciones de los ríos atmosféricos de forma natural, y ya se han producido grandes inundaciones a causa de ellos, pero el cambio climático profundizó el fenómeno, y millones de personas podrían verse afectadas.

Según el estudio, los ríos atmosféricos podrían ser consecutivos durante semanas, como se ve en la animación que está a continuación.

Xingying Huang, uno de los autores del estudio, realizó este bucle, que ilustra el transporte de vapor de agua y la posible acumulación de precipitaciones en determinados intervalos de tiempo durante el escenario de 30 días.

La zona con mayor destrucción sería el Valle Central de California, incluyendo Sacramento, Fresno y Bakersfield, proyectan los autores del estudio. El Valle Central, que tiene aproximadamente el tamaño de Vermont y Massachusetts juntos, produce una cuarta parte del suministro de alimentos del país, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Y según el estudio, una inundación del tamaño de este valle podría ser la catástrofe geofísica más cara hasta la fecha, con un costo de más de un billón de dólares en pérdidas y devastando las zonas bajas del estado, incluidos los condados de Los Ángeles y Orange.

Esto supondría un costo 5 veces superior al del huracán Katrina, la catástrofe más costosa de la historia de EE.UU. “Una inundación de este tipo en la California moderna superaría probablemente los daños de un terremoto de gran magnitud por un margen considerable”, indica el estudio.

“Descubrimos que el cambio climático ya ha aumentado el riesgo de una mega inundación en California, pero que el futuro calentamiento climático probablemente provocará un aumento del riesgo aún mayor”, advierte el estudio. Muchas de las grandes ciudades actuales, con millones de habitantes, están construidas directamente sobre los antiguos depósitos de las inundaciones, añadió Swain, lo que pone en peligro a mucha más gente.

En 1862 vivían en California unas 500.000 personas. Ahora, la población del estado supera los 39 millones. “Cuando esto (la inundación) ocurra de nuevo, las consecuencias serán muy diferentes a las de la década de 1860″, dijo Swain.

Aunque los modelos muestran que estas mega inundaciones son inevitables, los expertos dicen que hay formas de mitigar las pérdidas excesivas.

“Creo que el alcance de las pérdidas (de las mega inundaciones) puede reducirse significativamente haciendo cierto tipo de cosas para renovar nuestra gestión de las inundaciones y nuestros sistemas de gestión del agua y nuestra preparación para los desastres”, dijo Swain.

Huang, científico de proyectos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica e investigador que participó en el estudio, dijo que todo el mundo puede hacer un pequeño esfuerzo para combatir el cambio climático. “Si trabajamos juntos para disminuir las emisiones futuras, también podemos reducir el riesgo de fenómenos extremos”, dijo Huang.

Hasta 10 millones de personas se verían desplazadas, las principales autopistas quedarían cortadas durante meses, y ciudades como Stockton, Fresno y Los Ángeles quedarían sumergidas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Contenido protegido !!