«La deuda es enorme»: el futuro embajador de Joe Biden en la Argentina dijo que el Gobierno aún debe presentar un plan

Marc Stanley dijo que la gestión de Alberto Fernández “no ha puesto sobre la mesa un plan” y pidió “estabilidad” económica y un acuerdo con el FMI
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Marc Stanley, futuro embajador de EEUU en la Argentina

Marc R. Stanley dijo que el gobierno de Alberto Fernández todavía no ha propuesto un plan económico para encaminar las discusiones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y refinanciar la deuda pendiente por alrededor de 45.000 millones de dólares.

 

Stanley también criticó la política de derechos humanos del Gobierno.

Durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, Stanley dijo que una de las prioridades de su futura gestión como representante de la Casa Blanca en Buenos Aires será la economía, y dejó en claro que el Gobierno aún “debe construir un marco de política macroeconómica” para estabilizar el país, un reclamo compartido con el Fondo, empresas, inversores y bonistas de Wall Street en medio de las conversaciones que lidera desde hace ya casi dos años el ministro de Economía, Martín Guzmán.

“La Argentina es un hermoso autobús turístico al que las ruedas no le están funcionando correctamente”, dijo Stanley, al referirse a la economía argentina. “La deuda del FMI, 45 mil millones de dólares, es enorme. El problema, sin embargo, es que es responsabilidad de los líderes argentinos elaborar un plan macro para devolverla, y aún no lo han hecho. Dicen que ya pronto viene uno”, indicó.

Stanley mencionó las reuniones que mantuvo la semana pasada en Washington el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, con el asesor de Seguridad Nacional de Biden, Jake Sullivan, y dijo que la embajada en Buenos Aires y el Departamento de Estado están comprometidos en trabajar con el gobierno argentino para encontrar una solución que termine de encarrilar a la economía. Pero Stanley enfatizó que, en última instancia, el futuro de la economía y de la negociación con el Fondo depende del plan que eventualmente presente el gobierno de Alberto Fernández.

“Estados Unidos, la administración Biden, se reunieron con ellos incluso la semana pasada. La embajada en Buenos Aires y el Departamento de Estado están comprometidos para encontrar formas constructivas de ayudar. Pero al final depende de ellos idear un plan que los encamine. Covid ciertamente no ha ayudado a la situación en absoluto. La buena noticia es que se han recuperado. Pero no hay problema más importante que volver a poner de pie la economía porque son un gran socio bilateral para nosotros, para el comercio y la economía, y necesitamos un socio que sea económicamente saludable”, cerró.

El reclamo de Stanley fue el mensaje más contundente del gobierno de Biden hasta el momento sobre las demoras del gobierno argentino para encaminar la discusión con el Fondo. Y volvió a dejar al descubierto la incertidumbre que reina en Washington respecto del rumbo del gobierno del Frente de Todos. Días atrás, la directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, había dicho también que la Argentina necesita un plan “creíble y sólido” para ordenar la economía. Guzmán discute desde hace casi dos años con el staff del FMI el camino para refinanciar la deuda que dejó el gobierno de Mauricio Macri, pero nada indica que el acuerdo técnico esté cerca de cerrarse. El Gobierno ha puesto como condición sine qua non para avanzar en la negociación que el FMI elimine los sobrecargos en su tasa de interés que le cobra a la Argentina, que Guzmán estima permitiría un ahorro de mil millones de dólares anuales.

Stanley también criticó la política de derechos humanos del gobierno de Alberto Fernández al indicar: “Argentina aún no se ha unido a Estados Unidos y otros países para presionar por reformas significativas en países como Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

El futuro representante norteamericano en Buenos Aires, quien aún debe ser confirmado por el Senado, dijo que planea involucrarse con el Gobierno para “buscar formas de lograr nuestro objetivo común de un hemisferio que honre nuestros más altos ideales”.

Stanley también dejó una advertencia por la avanza de China en el país y las discusiones por la red 5G.

“A medida que Estados Unidos ve una mayor competencia con la República Popular China en la Argentina y en otros lugares, haré que sea una prioridad mantener los pies en el fuego, especialmente cuando productos como la tecnología 5G inferior a la del mercado están ingresando al mercado, y permitiendo que China acceda todos los datos e información entre la gente de la Argentina –remarcó–. De ser confirmado, trabajaré con los socios argentinos para defender el estado de derecho y cumplir con los más altos estándares ambientales, sociales, de privacidad y laborales en todo el mundo”.

Rafael Mathus Ruiz

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Contenido protegido !!