Por qué el presidente de la FIFA Gianni Infantino es investigado por la Justicia de Suiza

El actual líder de la máxima entidad del fútbol mundial es investigado tras reunirse en tres ocasiones con el Fiscal General Michael Lauber, quien días atrás presentó su renuncia
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Gianni Infantino, presidente de la FIFA

La explosión que dinamitó las estructuras de poder de FIFA en mayo del 2015 todavía sigue generando ondas expansivas a un lustro de aquel proceso policial en el Hotel Baur au Lac de Zurich. El llamado FIFA Gate salió nuevamente a la superficie durante las últimas horas con un caso que mantiene en vilo otra vez al fútbol: el presidente de la entidad Gianni Infantino es investigado por la Justicia de Suiza a raíz de un caso que tuvo como coletazo inicial la renuncia del Fiscal General de ese país, Michael Lauber.

La noticia generó un sinfín de preguntas, teniendo en cuenta que el FIFA Gate tuvo como resultado la salida de Joseph Blatter del poder principal de FIFA después de haber manejado el panel de control de fútbol durante 17 años, y también ocasionó la caída de una decena de dirigentes de peso alrededor del mundo.

Infantino fue elegido en el 2016 como sucesor de Blatter con la idea de “restaurar la imagen” de la institución. Cuatro años más tarde, el fiscal especial Stefan Keller decidió abrir una investigación en torno a su accionar tras encontrar “indicios de conducta criminal” en una serie de reuniones que mantuvo con el fiscal Lauber, quien estuvo a cargo de algunas causas que surgieron tras el FIFA Gate.

Infantino, que extendió su mandato al frente de la FIFA en junio del 2019 durante el 69° congreso de la entidad, había anunciado por entonces: “Ha pasado de ser tóxica, casi criminal, a ser lo que debe ser, una organización que se preocupa por el fútbol”.

• CUÁL ES LA ACUSACIÓN CONTRA GIANNI INFANTINO

El fiscal especial Stefan Keller abrió un proceso penal e investiga si existió “abuso del cargo, violación del secreto oficial, favoritismo e instigación” en las reuniones secretas y no grabadas que mantuvo Gianni Infantino con el por entonces Fiscal General Michael Lauber y con el fiscal principal de Valais, Rinaldo Arnold, entre 2016 y 2017.

• EL PRIMER IMPACTO DEL CASO

Michael Lauber, un abogado de 54 años, estaba al frente de la oficina fiscal federal de Suiza desde el 1 de enero del 2012. La investigación que se abrió a raíz de las sospechas que existen en torno a estas reuniones terminó en su renuncia días atrás. Lauber dejará el cargo a fines de agosto, pero su dimisión se hará oficial en enero del 2021. “Respeto la decisión del Tribunal Administrativo Federal. Sin embargo, sigo rechazando firmemente la acusación de mentiras. La falta de confianza en mí como Fiscal General perjudica al Ministerio Público de la Confederación. Por lo tanto, y en interés de la institución, ofrezco mi renuncia a la Comisión Judicial competente”, informó el funcionario que había tenido como castigo inicial al reducción de salario.

• LA RESPUESTA DE GIANNI INFANTINO Y DE FIFA

El máximo organismo del fútbol, que tiene su sede en Suiza, publicó un comunicado durante las últimas horas que contenía declaraciones del presidente Infantino -actuales y algunas previas– sobre este hecho. “Reunirse con el Fiscal General de Suiza es perfectamente legítimo y es perfectamente legal. No es una violación de nada. Por el contrario, también es parte de los deberes fiduciarios del Presidente de la FIFA”, destacaron en esa publicación retomando una respuesta que había dado el mandatario del fútbol el 25 de junio del 2020.

Informaron que Infantino impulsó que la FIFA se presente como parte dañada “en más de 20 procedimientos” sólo en Suiza: “Por lo tanto, es legítimo ofrecer contribuir al Fiscal General suizo sobre la aclaración de estos eventos, con la esperanza de que quienes cometieron actos criminales y dañaron a la FIFA serán responsables de ello”.

• LAS REUNIONES QUE INICIARON LA INVESTIGACIÓN

La primera reunión entre Lauber e Infantino se habría desarrollado en marzo del 2016, semanas después que sea elegido como presidente de la FIFA. Según el extenso informe que publicó el medio Tages-Anzeiger en 2018, la oficina fiscal les confirmó ese cónclave que tuvo como finalidad “discutir” la investigación sobre el fútbol y “aclarar la posición de la FIFA como parte demandante y perjudicada”. El periódico suizo Neue Zürcher Zeitung aseguró que Lauber e Infantino se reunieron durante el 2016 un total de dos veces (en Berna y Zurich) y que mantuvieron un tercer cónclave en junio del 2017. Investigan también el rol que tuvo el fiscal del Alto Valais Rinaldo Arnold en la concreción de estos encuentros.

• CÓMO SE INICIÓ ESTE CASO

En marzo de este año, fue designado Stefan Keller –presidente del Tribunal Superior y Administrativo de Obwalden– como el encargado de examinar los cargos penales que se evaluaban presentar contra Lauber e Infantino a raíz de las primeras informaciones que se conocieron hacia fines del 2018 que indicaban que habían existido reuniones secretas con el presidente de FIFA como protagonista. Algunas de las primeras versiones de estos hechos se filtraron a partir de las publicaciones del grupo llamado Football Leaks que comulga a casi 80 periodistas de 13 países.

• EL ROL DE LAUBER EN EL FIFA GATE

En septiembre del 2015, Lauber impulsó desde la fiscalía federal la apertura de una causa penal contra Blatter tras contar con indicios de que había incurrido en administración desleal, abuso de confianza y apropiación indebida. En ese mismo proceso figuraba el nombre de Michel Platini por haber recibido “un pago desleal” cuatro años antes por parte de Blatter.

Lauber investigaba la cesión de derechos de televisión de los Mundiales a la Concacaf con un contrato que tenía la sospecha que había sido desfavorable para los intereses de FIFA. Ese acuerdo había sido firmado en 2005 y era por las Copas del Mundo Sudáfrica 2010 y la de Brasil 2014. En junio del 2016, la oficina del fiscal informó que se había llevado a cabo un nuevo operativo en la sede de FIFA para incautar pruebas en las investigaciones contra Blatter y Jerome Valcke, el secretario general de FIFA entre 2007 y 2015.

• EL ANTECEDENTE BLATTER

Tras el proceso que se inició contra Infantino, los medios suizos recordaron lo ocurrido con Joseph Blatter en octubre del 2015, cuando el Comité de Ética de la FIFA decidió suspenderlo de su cargo por 90 días, al igual que a Michel Platini (presidente de UEFA) y Jerome Valcke (secretario general de FIFA) a raíz de la investigación por hechos de corrupción que se estaba llevando adelante. “Durante este tiempo, se prohíbe a los individuos señalados participar en cualquier actividad futbolística a nivel nacional e internacional”, señaló ese comunicado. Para entonces, Blatter ya había anunciado que dejaría su cargo en febrero del 2016.

“Para mí, la situación está clara. El comité de ética de la FIFA tiene que abrir un caso contra el señor Infantino y suspenderlo”, dijo durante las últimas horas Blatter en un comunicado que divulgó la Agencia Reuters, exigiendo medidas similares sobre el hombre que antes de comandar la FIFA fue Secretario General de UEFA entre 2009 y 2016.

TEMAS RELACIONADOS: » »
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter