Jorge Amor Ameal se impuso en las elecciones de este domingo y es el nuevo presidente de Boca Juniors. Ejercerá su mandato en el período 2019-2023. Se trata del segundo ciclo del empresario gastronómico de 71 años al frente de la entidad Xeneize luego de haber asumido como mandatario entre 2008 y 2011 a raíz del fallecimiento de Pedro Pompilio.

A pesar de que el recuento no ha finalizado, la diferencia obtenida ya es irreversible según reconoció el candidato oficialista, Christian Gribaudo, quien terminó segundo, por delante de José Beraldi (“Volver a ganar”). Además, Ameal se convirtió en el candidato más votado de la historia de Boca.

Relevadas 90 mesas de las 143, el espacio de Ameal se impone con 11.513 votos (51,05%) contra 7.383 (32,73%) del oficialismo y 613 (16,02%) de Beraldi.

La victoria del flamante presidente se sustenta, en gran parte, en el apoyo que recibió de parte de Juan Román Riquelme, el máximo ídolo de la historia de la institución. El ex futbolista se sumó al armado político del Frente por la Recuperación de la Identidad Xeneize y será vicepresidente segundo, mientras que el empresario y conductor de radio y TV Mario Pergolini será Vice 1°.

38.352 socios (cifra récord) de los 87.000 habilitados se acercaron al club para elegir a las nuevas autoridades por el período que se extenderá hasta diciembre de 2023. A las nueve de la mañana se inauguró la elección que tuvo en la previa la confrontación entre el oficialismo y la oposición. A las 18 cerró la votación y, en los minutos posteriores, solo pudieron ingresar a los cuartos oscuros aquellos que se encontraban dentro del club. Una vez que pasaron todos los socios, se sellaron las urnas y las autoridades de mesa las trasladaron hacia el espacio designado para el conteo.

La votación comenzó con unos minutos de demora por falta de fiscales y porque el sistema estuvo caído. En la carpa había tres mil personas haciendo fila frente a las mesas. Los apoderados de cada lista se reunieron y decidieron que se tome el voto en planillas. Recién cuando volvió a funcionar el sistema, cargaron los datos de manera manual. Las complicaciones en el sistema informático se resolvieron pasadas las once de la mañana, cuando la multitud se agolpaba y el malestar crecía.

A las 9:20, el presidente saliente Daniel Angelici había ingresado a la carpa para emitir su voto. Cinco minutos después, votó Juan Carlos Crespi, candidato a vicepresidente por el oficialismo. A la hora de haberse iniciado los comicios, Ameal denunció una serie de irregularidades: caída del sistema y boletas truchas con la cara de Riquelme. Fue el mismo Riquelme, quien en diálogo con los medios agolpados en la Bombonera, apuntó contra el oficialismo: “Es una cosa única que en una hora hayan votado diez minutos. Vamos a tener un día que el sistema se va a caer cien veces, van a sacar todas nuestras boletas. Cuando las cosas se quieren hacer bien, se hacen bien”.

El candidato a vicepresidente segundo por el espacio “Identidad Xeneize” se refirió a las irregularidades en los comicios: “Pararon la votación tres veces, dijeron que se les cayó el sistema, se quedaron sin sobres. Es la única manera que pueden ganar, haciendo trampa”. Agregó que estos inconvenientes no le sorprenden porque “son tramposos, todo se sabe en la vida” y pidió por la presencia de Mauricio Macri: “Si el Presidente de nuestro país es hincha de Boca, como dice, él tendría que estar acá y poner a los mejores en cada lugar para que sea una fiesta”.

La elección representó un récord de votantes para el fútbol argentino y para Boca. En las elecciones de 2015 en las que fue reelecto Angelici con el 43,7% de los votos, eligieron presidente más de 26 mil socios.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de