Más casos positivos en River hacen peligrar el partido de la Copa Libertadores ante Independiente Santa Fe

La entidad de Núñez tenía el foco centrado en lograr la habilitación de la Conmebol para el arquero Leo Díaz, pero le surgieron cinco positivos más en el plantel: Leonardo Ponzio, Gonzalo Montiel, Alex Vigo, Lucas Beltrán y Flabian Londoño Bedoya
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
River en el festejo del gol de Angileri

River no tiene paz. Durante la jornada de este lunes había puesto la atención en lograr la habilitación del arquero Leo Díaz, que había sido una de las figuras ante Boca.

El asunto era contar con él para el partido de este miércoles con Independiente Santa Fe, por la Copa Libertadores, ya que -de lo contrario- tenía que ubicar un jugador de campo en el arco. Pero después de las 18 horas el escenario se modificó: saltaron más casos positivos entre jugadores del plantel millonario y el cuerpo técnico. La información se conoció a las 18.53: tienen Covid-19 Leonardo Ponzio, Gonzalo Montiel, Alex Vigo, Lucas Beltrán y Flabian Londoño Bedoya. Así, llegó a los 20 casos en total. Además, hay al menos tres contagiados dentro del cuerpo técnico de Gallardo.

Esta situación le agrega un nuevo alerta a la Conmebol, y pone en jaque el encuentro de este miércoles por la Grupo D de la Copa Libertadores. Para este encuentro, antes de que saltara este nuevo cuadro de casos positivos, el técnico Marcelo Gallardo iba a tener entre 14 y 16 futbolistas a disposición, según la evolución de algunos lesionados. Y Ante los positivos de Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli, desde el club habían comenzado a trabajar para inscribir de forma excepcional a Leonardo Díaz para enviar en estas horas el pedido a Paraguay. Pero todo se complicó.

Ante esta situación, a Marcelo Gallardo le quedarán 10 futbolistas disponibles para jugar con Santa Fe de la lista de 32. Con 20 casos de Covid-19, más Javier Pinola lesionado y Enzo Pérez con una molestia muscular en el isquiotibial derecho, el técnico solo cuenta con Milton Casco, Tomás Lecanda, Jonatan Maidana, David Martínez, Fabrizio Angileri, Tomás Peña, Julián Álvarez, José Paradela, Jorge Carrascal y Agustín Fontana.

¿Cómo se produjo el contagio?

En River creen que lo más probable es que algún futbolista o integrante del cuerpo técnico estuviera incubando el virus en el viaje a Colombia por el partido del último miércoles contra Junior (1-1), pese a que todos los testeos PCR del lunes habían dado resultados negativos. Con más de siete horas en cada vuelo, traslados en ómnibus, una noche en el hotel con una “burbuja sanitaria” que no funcionó en Barranquilla y un vestuario muy pequeño en el Estadio Romelio Martínez en el que los jugadores se cambiaron y se bañaron antes de volver directamente a Buenos Aires, todo apunta a que el contagio masivo se produjo entre el martes y el jueves, a raíz de la fecha de Copa Libertadores.

Diego Moreno, jefe de seguridad del plantel, no viajó a Barranquilla por haber dado positivo el lunes 10 de mayo. Moreno había estado con el plantel el día anterior con Aldosivi, en el triunfo millonario por 4-1 en el Monumental, por la 13° fecha de la Copa de la Liga.

La cronología de un lunes movido

Después de la caída por penales en el superclásico por la Copa de la Liga Profesional y en medio del brote de Covid-19 que azota al plantel profesional, River ya ponía la mirada en el futuro, el partido con Independiente Santa Fe en el Monumental por el Grupo D de la Copa Libertadores.

El sábado pasado se conocieron los contagios masivos en el plantel millonario, con los cuatro arqueros afectados. Así, en medio de la preparación del cuerpo técnico para el cruce con Boca, los abogados de River habían comenzado a trabajar para hacer una presentación formal a la Conmebol con la intención de sumar la lista de buena fe de 32 jugadores a Leo Díaz (21 años) y Agustín Gómez (19 años), los juveniles que estuvieron en la Bombonera. Ya sea para inscribir o reemplazar, en Núñez confiaban en que los argumentos expuestos a partir del reglamento les permitirá tener una respuesta positiva, aunque desde la Conmebol eran más escépticos e imaginan que la respuesta iba a ser negativa. Nadie sabía que la situación iba a empeorar con el transcurso de las horas.

¿En qué se apoyaba River? En el reglamento de la Copa Libertadores, en el apartado “sustitución del arquero” del artículo 3.7.5.12 se explica que “se podrá permitir la sustitución de un arquero lesionado durante cualquier etapa de la disputa del torneo, una vez que la gravedad de la lesión haya sido comprobada y certificada por la Comisión Médica de la CONMEBOL”. Además, se agrega que el cambio será permanente y que se recibirá hasta las 14 (hora de Paraguay) del día anterior al encuentro. Pero, en otro punto, se explica que “en casos excepcionales, y a su exclusivo criterio, la CONMEBOL podrá analizar solicitudes de arqueros por motivos de lesión cuya solicitud y documentación sean enviadas en un plazo distinto al establecido”.

La carta que tenía Gallardo

De esta manera, River iba a tener tiempo hasta este martes a las 15 para hacer el pedido y, según pudo saber LA NACION, a esa mención se aferrará con diversos puntos. Primero, que “el brote de Covid-19 es claramente una circunstancia excepcional”, tal como se señaló en un paper de la FIFA publicado en 2020. Segundo, que los contagios se tratan de “enfermedades profesionales”, producto de la disputa de la competencia, ya que en Núñez intuyen que el contagio masivo se produjo por el extenso viaje a Colombia. Y tercero, que la FIFA apuntaba a “priorizar el espíritu de competitividad” en plena pandemia. Por lo tanto, jugar sin arqueros sería desnaturalizar por completo la competencia. La jornada del lunes terminó desnaturalizando la situación por completo.

Además, tenía en carpeta un caso con tintes similares que podría ser favorable. El año pasado, ante un brote de coronavirus, Al-Hilal de Arabia Saudita fue autorizado por la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) para reemplazar a dos arqueros con la intención de culminar la Fase de Grupos de la Liga de Campeones de la AFC. Avalado por la FIFA, logró hacer el cambio, pero no lo pudo utilizar, ya que ante Shabab Al-Ahli no llegó a completar la nómina mínima de 13 jugadores y fue descalificado de la competencia.

Ahora bien, ¿por qué la Conmebol le iba a decir que no? En primer lugar, el antecedente asiático lo podrían descartar: la Champions de Asia no amplió el cupo de la lista de buena fe, sostuvo la lista de 35 y Al-Hilal había anotado 30. En cambio, la Conmebol pasó de 30 a 50 la lista de inscripción para la Libertadores 2020 y 2021. Pese a eso, el Millonario anotó solo a 32, siendo el cuarto equipo que menos jugadores dispuso junto con Liga de Quito: solo Sporting Cristal (26), Deportivo La Guaira (29) y Deportivo Táchira (30) pusieron menos. Por otro lado, el 56% de los equipos inscribió a 5 arqueros o más y el 44% restante anotó a 4 o menos.

Aunque desde Núñez sostenían que la decisión de Gallardo de no utilizar los 50 nombres disponibles no impide poder usar la sustitución que establece el reglamento, en la Conmebol es un punto que aparece en escena: River tuvo la oportunidad y no la aprovechó. Por otro lado, tampoco se considera el Covid-19 como una “lesión” ni mucho menos como una “lesión de gravedad”, ya que a los 10 días los jugadores pueden recibir el alta epidemiológica con un PCR negativo y, tras los respectivos estudios médicos, están disponibles para volver a jugar.

Sumado a eso, en la Conmebol no había caído bien el rechazo a las vacunas Sinovac en Asunción hace dos semanas y la posibilidad de que el plantel se vacune en una hipotética pretemporada en Orlando a mediados de año. Además, entendían que el reglamento es muy claro en cuanto a las excepciones, al punto tal que en la edición 2020 no se autorizó a Athletico Paranaense a sumar un arquero a la lista cuando tuvo un brote de Covid con 11 bajas. Así, jugó en Avellaneda frente al Millonario por la vuelta de los octavos de final de la Copa sin arquero suplente, únicamente con el joven Bento Matheus Krepski, quien debutó en primera en esa serie.

¿Qué pasará? La respuesta es una incógnita. Ya no se trata sólo de la habilitación y los resultados negativos de Leonardo Díaz y Agustín Gómez. ¿Tendrá equipo River para presentarse? La situación parece surrealista.

Juan Patricio Balbi Vignolo

TEMAS RELACIONADOS: » »
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter