27 octubre 2020 20:34

Con el Gran Premio de Austria, este domingo vuelve la Fórmula Uno

Ferrari sufre y Sebastian Vettel registra una de sus peores clasificaciones en el Gran Premio de Austria
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Valteri Bottas, el mejor registro en Austria

De un extremo a otro. Desde hace años Mercedes y Ferrari transitan situaciones totalmente opuestas en la Fórmula 1. Mientras los primeros refuerzan su estructura y sueñan con el séptimo título al hilo para la escudería, los de Maranello van de problema en problema.

Maniobran, buscan nuevas alternativas. A tal punto que hace algunas semanas le confirmaron a Sebastian Vettel que no le renovarán el vínculo para 2021. Y el envión negativo no se detiene: en el regreso del Gran Circo a las pistas el piloto alemán entregó una de las imágenes del sábado y quedó eliminado en la Q2 al finalizar undécimo.

Los números están a la vista: con el undécimo lugar en la parrilla del Gran Premio de Austria, Vettel logró su peor posición desde que llegó a Maranello en 2015 por causas naturales, sin sanciones ni problemas mecánicos de por medio. Hoy, por ejemplo, en la curva 10, el monoplaza SF1000 se le fue largo. Uno de los tantos dolores de cabeza que atravesó en los últimos años.

Mercedes volvió a mostrar su dominio en las pistas y logró el 1-2 en el autódromo Red Bull Ring, de Spielberg. Valteri Bottas se quedó con la pole con un tiempo de 1:02.939, 12 milésimas mejor que un Lewis Hamilton que no logró mejorar su registro en la Q3. En tanto que Max Verstappen fijó el tercer mejor tiempo con el Red Bull Honda. Hasta ahí, nada que no sea una costumbre en los últimos tiempos. Sin embargo, la gran desilusión quedó en manos de Vettel, cuatro veces campeón de la F.1. Uno de los tantos aspectos preocupantes para la fábrica de Maranello.

“Bueno, es donde estamos ahora, claro que me gustaría haber tenido más ritmo, pero el resto tenía algo más, veremos dónde estamos mañana en la carrera. No estoy contento” expresó el alemán, apenado ante el andar de un monoplaza que luce de zona media. Vettel pasó de Red Bull a Ferrari para la temporada 2015, pero no pudo cumplir su deseo de volver a coronarse en el campeonato mundial. El futuro del piloto germano de 32 años queda abierto, mientras el 2020 da sus primeros pasos.

Hace algunos días, en la rueda de prensa del circuito Red Bull Ring, Vettel fue tajante cuando habló de Ferrari: “No hubo ningún momento conflictivo. Obviamente fue una sorpresa para mí cuando recibí la llamada de Mattia Binotto y me dijo que el equipo no tenía la intención de que yo siguiera. Nunca tuvimos conversaciones, nunca hubo una oferta sobre la mesa y, por lo tanto, no hubo ningún problema”, confesó sobre la negociación que no existió.

En Maranello decidieron cortar por lo sano en cuanto a Vettel e ir a por Carlos Sainz para sustituirlo, después de una mala temporada y de los continuos roces con Charles Leclerc, que hoy finalizó séptimo en la clasificación. Binotto reiteró este fin de semana que durante el invierno europeo el alemán era de hecho la primera opción del equipo, pero la crisis del coronavirus y los cambios en las reglas que llegaron después provocaron una modificación en el plan.

Lo cierto es que el piloto monegasco también esperaba más en la tanda de Austria, después de que el año pasado lograra la pole en este mismo lugar. En esta oportunidad quedó a más de un segundo del tiempo de Bottas. “¡De locos!”, se le escapó a Leclerc en una conversación por radio con su ingeniero de pista, Xavier Marcos.

Lando Norris (McLaren) sorprendió con el la cuarta posición de la parrilla, por delante de Alexander Albon (Red Bull) y Sergio Pérez (Racing Point). En octava posición saldrá Sainz (McLaren).

Mañana será el turno del primer Gran Premio de 2020, que tendrá 71 vueltas en el espléndido trazado austríaco de 4.318 metros de longitud. Cuenta con nueve curvas, tres a la izquierda y seis a la derecha. Lo curioso es que tras la obligada reestructuración por la pandemia, la segunda escala de la F.1 se realizará el domingo 12 de julio en el mismo escenario de apertura.

Asimismo, los controles minuciosos a los que están siendo sometidos los protagonistas dejaron claro que hasta el momento el paddock de la pista austriaca está libre de Covid-19. La F.1 comunicó que las 4032 personas que están presentes este fin de semana entre pilotos, mecánicos, miembros de los equipos y periodistas dieron negativo en las pruebas en los últimos siete días.

Por otra parte, la FIA desestimó la protesta de Red Bull sobre la supuesta ilegalidad del sistema de dirección de doble eje (DAS) de Mercedes y declararon que es completamente legal, por lo que el vigente campeón de constructores de la Fórmula 1 pudo seguir utilizándolo en el GP de Austria.

A última hora del viernes, la FIA emitió el veredicto con un extenso documento que incluye los razonamientos de los comisarios y que exonera a Mercedes de cualquier ilegalidad, declarando legal al DAS porque, al pie de la letra, no es un sistema de suspensión, sino un sistema de dirección. “El principal debate debe ser si puede considerarse parte del sistema de dirección, y los comisarios deciden que sí lo es. Por lo tanto, ellos consideran que el DAS es una parte legítima del sistema de dirección y cumple con las regulaciones relevantes con respecto a la suspensión o la influencia aerodinámica”, resalta el comunicado.

El sistema no será permitido el año próximo, pese a que los bólidos seguirán siendo esencialmente iguales ante el aplazamiento de las nuevas reglas a 2022, pero no se prohibió para 2020.

TEMAS RELACIONADOS: »
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter