Según reportaron medios ingleses, el auto de Romero -un Lamborghini de color blanco valuado en más de 170 mil libras- se fue a la banquina y chocó contra la valla de contención en una ruta cercana al predio que Los Diablos Rojos tienen en la localidad de Carrington. Por el momento no ha habido reportes oficiales respecto de las causas del siniestro, pero las bajas temperaturas y la fina capa de hielo que suele formarse sobre la carretera -algo que obliga a los conductores a tomar aún mayores precauciones al volante- podrían haber influido.

Afortunadamente, Chiquito salió ileso del accidente. En las redes sociales circularon varias fotos y videos en las que se lo ve parado, a un costado del vehículo, que quedó prácticamente destruido en su totalidad. Según reportó el medio Sky Sports, el arquero -que participó de los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 con la selección argentina- participó más tarde del entrenamiento del Manchester United y lo hizo sin problemas, a la par de sus compañeros.

A raíz del incidente, auxiliares de tránsito y autoridades policiales se hicieron presentes en el lugar. Rodearon con conos el vehículo de Romero y así la circulación de la ruta se mantuvo con normalidad.

Romero tenía ese Lamborghini desde el año 2017. Lo había comprado luego de que el United venciera al Southampton y se consagrara campeón de la Copa de la Liga en Wembley.

Romero, de 32 años, fue suplente el domingo en el partido que Manchester United perdió por 2-0 en condición de visitante ante Liverpool, que es el único líder de la Premier League. El arquero estuvo en el banco y no sumó minutos en cancha. El argentino había sido titular el pasado miércoles en la victoria de su equipo por 1-0 ante Wolverhampton por la FA Cup.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de