El mejor regalo: en el día de su cumpleaños, Uriel consiguió su implante de US$12 mil para poder escuchar

La compra se hizo con el dinero que sobró de la campaña para ayudar a Emmita, a cargo del influencer Santiago Maratea; su familia agradeció con un festivo video
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Uriel Ludueña y el mejor regalo en el día de su cumpleaños

La campaña de Emmita para comprar “el remedio más caro el mundo” dejó en evidencia el trabajo altruista que estaba realizando el influencer Santiago Maratea, pese a que anteriormente ya había conseguido ayudar a muchas personas.

El dinero sobrante de esa iniciativa ayudó a un nene a recuperar la audición.

En el día de su primer cumpleaños, la familia de Uriel Ludueña recibió una transferencia por US$12 mil y pudo comprar en Panamá el dispositivo sueco que su hijo necesita para poder escuchar.

“Tengo una gran noticia: ¿se acuerdan de Uriel, el bebito que necesitaba un implante en el oído porque había nacido como con el oído vacío? Primero, hoy, que cumple un año, se hizo la transferencia de los 12 mil dólares que pusimos todos para que pueda comprar este dispositivo. El padre de Emmita (Enzo Gamarra), con lo que sobró de la campaña, le transfirió el dinero para que pueda comprar el dispositivo”, contó Maratea en sus historias de Instagram y compartió un video del nene en el que le agradecen.

Tras el éxito de la colecta solidaria para conseguir el medicamento que necesitaba la nena chaqueña con atrofia muscular espinal (AME), sobraron US$30 mil. A su vez, de lo recaudado para el viaje de los atletas argentinos al Sudamericano de Guayaquil quedaron alrededor de $300 mil.

Frente a esto, el influencer decidió destinar el dinero a otras causas y se comprometió a ayudar a Uriel y a el elefante Tamy en Mendoza.

Este bebé cordobés, que acaba de cumplir un año, tiene disgenesia e hipoacusia conductiva, por lo que necesitaba de manera urgente este implante para poder escuchar. Su familia había lanzado una campaña con el fin de recaudar el dinero en diciembre pasado.

“Él es mi hijo, se llama Uriel, tiene seis meses, y tiene una discapacidad en su oídito. Su diagnóstico es disgenesia e hipoacusia conductiva… para lo cual necesita un dispositivo que se llama BAHA que cuesta 15 mil dólares”, había contado su mamá Silvina Acosta en una publicación de Facebook que se viralizó.

Allí también indicó que su hijo tiene también “laringomalacia grado 3 y apnea del sueño”, lo que le dificulta respirar en los días de mucho calor. A su vez, indicó que sufre el “síndrome hipotónico, por el cual no se puede sentar por sí solo”.

En aquel momento, Silvina contó: “Yo cobro Asignación Universal por Hijo (AUH), que es mi única entrada”. La campaña llegó a Maratea y el influencer, que logró recaudar el dinero para comprar un remedio que costaba 2,1 millones de dólares, no dudó en ayudar a esta familia.

Este martes, la mamá de Uriel celebró haber podido comprar el dispositivo BAHA que ayudará al niño a poder escuchar. “¡Feliz cumple mi bebé! Todavía a esta hora estabas haciéndome renegar porque no querías nacer y mirá ahora, qué grande estás. Ya se va a ir mejorando todo amor, como pudimos conseguirte el dispositivo vamos a lograr que camines normal, como todos. Nunca pierdas esa sonrisa hermosa que cambia nuestra vida”, escribió la mujer en Facebook expresando el amor y agradecimiento de ella, su marido Marcos Sebastián Ludueña y sus hijos.

Con el fin de evitar cualquier tipo de desconfianza, Maratea indicó que tenía “todos los tickets y comprobantes de transferencia -”porque fueron varias-” para comprobar la transacción. Y compartió la boleta del dispositivo comprado en Instagram.

En este último año, el influencer compró dos ambulancias para una comunidad wichi, en Salta; pagó el tratamiento de Emmita, con la medicación más cara del mundo; recaudó fondos para el viaje de los atletas argentinos al Sudamericano de Guayaquil; y dinero para trasladar al elefante Tamy del exzoológico de Mendoza a un santuario en Brasil, aunque ahora esto le trajo un conflicto con Daniela Cardone.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter