Obesidad: un novedoso tratamiento despierta el interés de los especialistas

Para quienes a diario luchan contra la obesidad puede sonar demasiado bueno para ser cierto, y sin embargo no lo es: un nuevo tratamiento médico con respaldo científico permite adquirir hábitos saludables y adelgazar un promedio de entre 10 y 15 kilos a lo largo de seis meses
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¿De qué se trata? El llamado “Balón Elipse Allurion” es un dispositivo que se coloca en el estómago del paciente sin cirugía, ni endoscopía, ni anestesia en una simple visita de 20 minutos al médico.

El secreto reside en su capacidad para producir sensación de saciedad.

Pero más allá de la implantación del Balón Elipse Allurion, consiste en un programa integral que incluye una balanza inteligente, un health tracker (smart watch) y una app para observar de cerca la pérdida de peso, además del seguimiento profesional durante seis meses para enseñar a comer al paciente y que así pueda adquirir hábitos saludables a largo plazo. Por lo pronto, en el mundo hay ya colocados cerca de 40 mil balones.

“El 70% de la población argentina padece de sobrepeso y de ellos el 30% padece obesidad”, refiere el jefe del departamento de cirugía bariátrica del Centro de Obesidad del Hospital de Trauma Federico Abete Malvinas Argentinas, Dr. Daniel Oscar Caiña, quien se reconoce “ansioso” ante el desembarco del programa Elipse, ya que “va a ayudar en gran medida a los que desde hace mucho llevamos haciendo cirugía bariátrica y podemos ver lo que es la obesidad: una enfermedad crónica e incurable”.

Según refiere Caiña, “estamos hablando de un balón intragástrico, no como aquellos que se colocaban con endoscopia, anestesia y requerían de un procedimiento que implicaba que el paciente estuviera hospitalizado. Como el balón ocupa el 80 por ciento de su estómago, el paciente va a poder tener saciedad y así aprender a comer y comenzar su proceso de adelgazamiento”. A lo que agrega: “el Balón Elipse Allurion va a cambiar la vida de muchos que no son pasibles de tratamiento quirúrgico y siguen una dieta tediosa que los lleva a subir y bajar de peso en forma de serrucho”.

El tratamiento está indicado para personas con un índice de masa corporal superior a 27, que necesitan bajar un promedio de entre 13 y 18 kilos: es uno de los requisitos que deben cumplir quienes quieran ser candidatos a transformar su cuerpo y mejorar su calidad de vida, ya que de esta manera pueden perder un promedio de entre el 10 y el 15% de su peso total.

“El Balón Elipse Allurion es un empuje para que el paciente pueda tomar el coraje y cambiar hábitos, es para aquellos que no tienen voluntad de hacer un régimen alimenticio en el que ven que bajan muy poco, y al no ver resultados empiezan a deprimirse”, señala por su parte el Dr. Julio Ernesto Argonz, Jefe de la unidad de endoscopia del hospital de gastroenterología Bonorino Udaondo y pionero en la Argentina en el uso de diferentes tipos de balones.

El especialista señala que en los comienzos el balón comenzó a utilizarse en pacientes sumamente obesos, a quienes les servía como puente para llegar a operarse. “Pero después –agrega- se vio que había pacientes con un índice de masa corporal intermedio que también podían ser beneficiados no porque requirieran una cirugía, sino porque a través de los métodos tradicionales no estaban logrando bajar los kilos que necesitaban”.

Cómo se coloca y cómo funciona

El tratamiento comienza cuando, durante la consulta con el especialista, el paciente ingiere una cápsula con un balón que va unido a un catéter. El médico lo rellena con líquido, y luego extrae el catéter con sumo cuidado. Pasados los cuatro meses una válvula de descarga permite que se vacíe, y da paso a la eliminación del Balón Elipse Allurion de forma natural.

Cómo se coloca el «Balón Elipse»

El Dr. Mariano Palermo, cirujano bariátrico coordinador del Centro Cien Diagnomed Buenos Aires, explica que el Balón Elipse Allurion se coloca sin cirugía, sin endoscopia y sin anestesia. “El paciente deglute la cápsula con ayuda del profesional médico. Cuando esta llega al estómago se controla por medio de una radiografía y solo entonces se rellena con líquido. Esto hace que tras 20 minutos de procedimiento el paciente se pueda ir a su casa sin ningún tipo de inconveniente”.

De esta forma ayuda a adelgazar, ya que al contener líquido el Balón Elipse Allurion ocupa lugar en el estómago y el paciente, por esta acción mecánica, siente saciedad precoz y abandona el hábito de comer grandes volúmenes de comida. “A eso se añade que este es un tratamiento integral, en el que un equipo multidisciplinario contribuye a que se cambien los hábitos alimentarios y se pueda sostener lo que se logró en el tiempo” aclara Palermo.

El día cero comienza con la ingesta del Balón Elipse Allurion, que se acompaña con el kit con el health tracker (Smart watch) y la balanza. Los nutricionistas irán adecuando la dieta del paciente, que en todo momento estará contenido para lograr el éxito. “La vida durante esos meses con el Balón Elipse Allurion es totalmente normal salvo la comida a ingerir, que será menor a la habitual ya que genera un efecto de saciedad, logrando un descenso de peso a lo largo del tiempo”, concluye el Dr. Palermo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter