Solicitada nacional: periodistas de todo el país defienden la libertad de expresión

Unos 300 periodistas firmaron una solicitada en los principales diarios del país para repudiar la intimidación a la prensa
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

Entre los firmantes se encuentran Magdalena Ruiz Guiñazú, Joaquín Morales Solá, Jorge Lanata, Luis Majul, Marcelo Longobardi y María Laura Santillán.

Solicitada por la libertad de prensa.

Luego de que ADEPA, FOPEA y la Academia Nacional de Periodismo repudiaran los ataques del kirchnerismo a Jorge Lanata y Luis Majul, entre otros, unos 300 periodistas publicaron una solicitada en diferentes medios del país contra las intimidaciones a la prensa.

“Rechazamos enfáticamente las campañas de difamación pública y presiones contra periodistas profesionales desatadas en las últimas semanas desde algunos sectores del poder político, incluyendo a quienes tienen funciones de la más alta responsabilidad institucional”, comienza el comunicado.

“Todo ciudadano tiene derecho a cuestionar una nota o la opinión de un periodista, pero cuando se recurre al escrache con acusaciones infundadas de espionaje ilegal, insultos y ataques personales se cruza una frontera peligrosa para el ejercicio de la libertad de expresión y la convivencia democrática”, agrega el texto, que fue firmado por Magdalena Ruiz Guiñazú, Joaquín Morales Solá, Jorge Lanata, Luis Majul, Marcelo Longobardi y María Laura Santillán, entre otros.

Los periodistas también apuntaron que “la pluralidad de ideas y voces y la tolerancia con el que piensa distinto son claves de la democracia que reconquistamos en 1983”.

Días atrás, en tres comunicados diferentes, las principales entidades periodísticas habían criticado a la vicepresidenta Cristina Kirchner​, por un video en el que acusó a varios periodistas de ser cómplices de una asociación ilícita que la espió ilegalmente; y al senador Oscar Parrilli (Frente de Todos) por el hostigamiento a periodistas como Luis Majul, Jorge Lanata, Daniel Santoro y Nicolás Wiñazki. Además, cuestionaron las declaraciones del diputado opositor Fernando Iglesias contra la periodista Rosario Ayerdi y Editorial Perfil.

El comunicado completo

Ante los ataques e intimidaciones a periodistas

Los abajo firmantes rechazamos enfáticamente las campañas de difamación pública y presiones contra periodistas profesionales desatadas en las últimas semanas desde algunos sectores del poder político, incluyendo a quienes tienen funciones de la más alta responsabilidad institucional.

Todo ciudadano tiene derecho a cuestionar una nota o la opinión de un periodista, pero cuando se recurre al escra-che con acusaciones infundadas de espionaje ilegal, insultos y ataques personales se cruza una frontera peligrosa para el ejercicio de la libertad de expresión y la convivencia democrática. Los ataques públicos y las intimidacio-nes recientes contra periodistas, así como las acciones de espionaje y otros abusos del poder político, preocupan y merecen una reflexión para recrear un escenario de tolerancia. La estigmatización, sobre todo cuando cuenta con impulso desde el Estado, condiciona el papel de la prensa, intenta generar miedo y promueve la autocensura. La pluralidad de ideas y voces y la tolerancia con el que piensa distinto son claves de la democracia que reconquista-mos en 1983.
Los gobernantes, los legisladores y el resto de los funcionarios públicos no solo tienen que respetar la libertad de prensa, de expresión y de investigación, sino también ayudar a construir un clima público que permita el ejercicio de esos derechos​.

(Al pié hay aproximadamente 300 firmas)

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

2 comentarios en “Solicitada nacional: periodistas de todo el país defienden la libertad de expresión”

  1. Se solidarizan con majul, muy bueno.
    Acaba de salir una solicitada de 1100 periodustas k, que apoyan al gobierno, parece que la pauta oficial manda. Son 1100 mediocres.
    Mis respeto a majul y a los periodistas honestos.

    Responder
  2. Lo que manda es la presión de los grupos de law fare, vínculos con los “servicios de inteligencia” y los funcionarios judiciales corruptos, que hacen investigaciones para su futuros intereses y de los monopolios de “comunicación”. 300 “empleados del mes” con “premios que se dan a sí mismos. Dan verguenza ajena, ya que ellos no la tienen, ni con el futuro del país.

    Responder

Deja un comentario