Nadia Benitez, una joven oriunda de Avellaneda, provincia de Santa Fe, festejaba su cumpleaños el 22 de diciembre cuando se golpeó la cabeza jugando sobre una lona enjabonada.

El episodio derivó en la operación de un coágulo de sangre el 24 de diciembre. Tras semanas de terapia intensiva, murió este domingo.

Los familiares y amigos de Nadia dicen que en el momento del golpe la chica le restó importancia al hecho y siguió disfrutando de los festejos. A las 5:30 se sintió descompuesta, por lo que su mamá le hizo un té y siguió descansando. Por la tarde, su hermano la mojó porque no se despertaba. Recién ahí la familia notó que algo andaba mal.

Preocupados, llevaron a Nadia al Samco de Avellaneda dos veces pero no había mejoría. En la segunda ocasión se dieron cuenta que no tenía dilatación en sus ojos. En ese momento su hermano la llevó al hospital de Reconquista donde la ingresaron el domingo 22 de diciembre de 2018. Le realizaron una tomografía que mostró un coágulo en el cerebro, al cual extirparon en la medianoche del 24 de diciembre.

Tras esa inversión quirúrgica la joven quedó internada en terapia intensiva, hasta que este domingo falleció.

COMENTARIOS