Fue a retirar la moto que compró por Facebook y lo mataron de un tiro en la nuca

Lautaro Leandro (22), oriundo de Lomas de Zamora, recibió un balazo cuando escapaba de los supuestos vendedores que lo emboscaron. Hay un detenido
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Lautaro Leandro tenía 22 años. Hincha de Boca, cantaba rap

“Un milagro necesitamos hermanito de mi corazón”. La plegaria de Florencia lanzada por las redes sociales se multiplicó entre todos los familiares y amigos de Lautaro “Latito” Leandro (22).

Había viajado a Santa Fe para adquirir una moto que había comprado por Facebook desde su Lomas de Zamora natal. Pero la  venta era una emboscada, y el adolescente recibió un tiro en la nuca. Seis horas después de ese posteo suplicante, Florencia escribió la tres palabras que jamás hubiera querido tipear: “Mi hermano falleció”.

Lautaro, que vivía junto a su familia en Villa Fiorito, era hincha de Boca y cantaba rap, murió este lunes en el hospital Cullen de Santa Fe. Hasta esa provincia había viajado en un Chevrolet Astra azul el domingo el mediodía. No estaba solo. Con él iba su hermano Lorenzo y una pareja amiga.

Todos lo habían acompañado para adquirir la moto Honda Tornado de 250 centímetros cúbicos que le había comprado a un hombre con quien se había contactado por Facebook. Parte del pago era una PlayStation que la víctima tenía en sus manos cuando recibió el balazo en la cabeza.

“Hace como 15 días que quería ir, le insistíamos con la mamá que no lo hiciera. El viaje se pospuso hasta que, lamentablemente, se concretó”, relataría más temprano este lunes Leonardo Leandro, el padre de la víctima, según publicó el portal Aires de Santa Fe. Para ese entonces, aún su hijo agonizaba en la terapia intensiva del hospital santafesino.

“Mi hijo se bajó y cuando advirtió que las intenciones no eran convenientes, le pegó un grito a su hermano, que estaba al volante, para que se fuera. Él salió corriendo y le tiraron dos tiros: uno a la cabeza y el otro pegó en la PlayStation que tenía como parte de pago”, explicó el padre de la víctima cómo se dio el ataque.

Según fuentes de la investigación, cuando llegaron al lugar pactado para la entrega de la moto, en el barrio Coronel Dorrego, todo se complicó y Lautaro se dio cuenta. “Cuando nos citaron yo le dije a mi hermano que pasemos para ver más o menos el panorama. Él se bajó, reconoció a quienes habían negociado con él y empezó a charlar”, fueron las palabras de Lorenzo, testigo del ataque en diálogo con LT10.

Y siguió: “Después de hablar un rato, mi hermano me dijo que querían ir a probar la PlayStation a una casa. Yo ahí le dije que al auto no iban a subir. Tras ese cruce de palabras, él gritó: ‘Corran’. Y yo aceleré. Mi hermano le sacó como media cuadra y, cuando escucho los disparos, veo que cae desplomado por el espejo retrovisor”.

La desesperación de Lorenzo era abrumadora, tampoco conocía dónde podía haber un centro de salud, mucho menos la zona en la que estaba y tampoco podía manejar. Un vecino lo ayudó y así pudieron llevar a Lautaro al hospital Cullen donde falleció este lunes.

La causa es investigada por el fiscal Estanislao Giavedoni y ya hay un sospechoso detenido. Tiene 21 años y fue capturado en el mismo barrio Dorrego donde balearon a Lautaro. Los vecinos del lugar fueron los que le marcaron a la Policía de Santa Fe donde se escondía uno de los presuntos asesinos.

“Por Dios, hermanito, cómo voy a extrañar reírme así con vos. Eso eras, pura risa para todo. Volá alto amor de la hermana, brillá e iluminanos para poder soportar semejante dolor”, fue el último posteo de Florencia en su despedida, junto a un video con Lautaro.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Contenido protegido !!