Basta decir “Onur” o “Sherezade” para que cualquier seguidor promedio de telenovelas sepa quiénes son ellos: nada menos que los actores turcos Halit Ergenç (49) y Bergüzar Korel (37), protagonistas de la super famosa Las mil y una noches, todo un éxito a nivel mundial que llegó a la pantalla argentina en 2015.

La ficción, basada en el clásico relato literario, iba por El Trece y medía más rating que cualquier otro programa, consolidándose como lo más visto día tras día y desbancando a un imbatible de esa época, Marcelo Tinelli y su Bailando por un sueño, vecino de horario.

Pero detrás de la historia producida en Estambul se escondía otra mucho más apasionante entre los protagonistas. Se conocieron en el set de filmación, rompieron con sus respectivas parejas (ella estaba casada), se casaron con una lujosa fiesta, y al año se convirtieron en padres de Alí, su primer hijo, hoy de 9 años.

La fama, la trascendencia internacional, los contratos millonarios y sus agendas cargadas de trabajo y viajes no dañaron a la pareja, que se mantiene firme después de una década juntos.

La felicidad fue completa el mes pasado, cuando luego de una intensa búsqueda de largos años pudieron confirmar lo que sus fanáticos (hay clubes de fans de todo tipo y origen en las redes sociales) estaban esperando: Bergüzar y Halit esperan su segundo hijo.

La distancia geográfica, cultural y hasta en el idioma hizo que la noticia llegara a Buenos Aires recién esta semana. Sin embargo, una última actualización de la información hace que aquella alegría del comienzo se vea envuelta en un clima de cierta preocupación.

Cómo fue el debut de “Mi vida eres tú”

Según la prensa local, Bergüzar se vio obligada a bajarse de una obra de teatro que planeaba estrenar esta semana. Se trata de Girls and Boys, una puesta que la tuvo ensayando intensamente en los últimos meses y de la que hay varias fotos circulando en las redes.

“Tuvo que hacer reposo por un problema de salud y suspendió la obra de teatro. Este problema de salud podría implicar una amenaza para su embarazo, por eso sus doctores le prohibieron salir al escenario por un tiempo”, informó el canal de noticias turco NTV.

Sin embargo, la propia Bergüzar se ocupó de aclarar que su bebé (del que todavía no se sabe su sexo) se encuentra en perfecto estado de salud y no corre ningún tipo de riesgo. Días atrás se mostró junto a su marido en la primera fila de un espectáculo donde la actriz dejó ver, por primera vez, cómo crece su pancita.

Más allá de las preocupaciones, son tiempos de mucha felicidad para Bergüzar y los suyos: con un bebé en camino y a pura sonrisa. El mejor final posible para los amantes de las telenovelas.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de