Por Nancy Duré.- El Bailando 2019 iba a ser un certamen corto, ya que se iba a emitir sólo los días lunes y martes. Sin embargo, el segmento Genios de la Argentina no logró los resultados que se esperaba, por lo que el baile pasó a ocupar también los jueves y viernes de ShowMatch, por El Trece. Y, por lo tanto, a las 16 parejas convocadas originalmente, se le sumaron 10 más en el tercer ritmo.

Así las cosas, el reality conducido por Marcelo Tinelli llegó a mes de octubre con 18 participantes, que luchan por llegar a consagrarse como campeones en el mes de diciembre. ¿Quiénes son y que potenciales tienen para seguir en el show?

Ailén Bechara y José Jitzu Díaz. La joven tuvo que afrontar el abandono de su partenaire original, Cae, y las malas calificaciones del jurado. Sin embargo, cuanto más la castigan en la pista, más se encariña el público con ella y se vuelve una imbatible en el teléfono. Y más ahora, que mostró su costado vulnerable y contó que sufrió depresión post parto después de tener a su hijo Francisco.

Charlotte Caniggia y Agustín Reyero. La hija de Claudio Paul y Mariana Nannis está en medio del candelero por la escandalosa separación de sus padres, por lo que cada una de sus presentaciones es esperada con ansias. Sobre todo, teniendo en cuenta que recientemente salió a descalificar a Sofía Bonelli, la actual novia de su padre.

Cinthia Fernández y Martín Baclini. Este año, la bailarina perdió protagonismo frente a su novio y partenaire, quien por su falta de experiencia en los medios no termina de salir de un conflicto para meterse en otro. De todas formas, esto les permite tener tela para cortar en cada una de sus previas.

Ezequiel El Polaco Cwirkaluk y Noelia Marzol. Después de coquetear con una posible relación con su partenaire, el cantante blanqueó su romance con Barby Silenzi. Los rumores que la vinculaban a ella venían de larga data. Pero ahora, con el noviazgo confirmado, los posibles celos de la bailarina dan para hablar en cada una de las galas.

Federico Bal y Lourdes Sánchez. Sea por sus cuestiones familiares, por sus romances frustrados o por los ataques del jurado, el hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal siempre tiene algo para aportarle al certamen. Y a esto se le suman las peleas, el llanto y la destreza de su bailarina, que hacen de ambos un combo perfecto.

Fernando Dente y Macarana Rinaldi. Tras la renuncia de Hernán Piquín, el actor se sumó al certamen para acompañar a la bailarina. Venía de ser tapa de revista por confesar una dura historia familiar y se vio obligado a hablar del distanciamiento de su hermano, Tomás. Pero, fuera de eso, la pareja es considerada como una de las más virtuosas del ciclo.

Florencia de la V y Gabo Usandivaras. Tanto la conductora como el bailarín son provocadores por naturaleza y siempre dan que hablar. Pero nunca se quedan callados, por lo que sus previas comienzan en la pista y después recorren todos los programas.

Florencia Torrente y Ignacio Saraceni. La hija de Araceli González no es muy mediática y esquiva muy bien las preguntas incómodas. Sin embargo, por estos días surgió un rumor que la vincula sentimentalmente a su bailarín y, más que esquivar la pregunta, se quedó sin palabras. Así que sembró un interrogante por el que, seguramente, muchos la querrán seguir viendo en acción junto a él.

Flor Vigna y Facundo Mazzei. Después de romper con Nico Occhiato, quien luego se sumó al certamen, la actriz comenzó una relación con su coach, Mati Napp. Y sus millones de seguidores, se mostraron felices.

Griselda Siciliani y Nicolás Villalba. La actriz siempre se caracterizó por desplegar su talento en la pista. Sin embargo, en este certamen también contó con la ayuda de Leticia, su hermana, para ponerle un toque de humor a sus previas.

Karina La Princesita Tejeda y Damián García. La cantante desembarcó en el Bailando totalmente empoderada y no duda en responder a cada comentario que le parece inapropiado. De manera que al baile, algunas veces le suma su voz y, otras, su lengua filosa.

Lola Latorre y Facundo Insua. La modelo llegó al certamen como “la hija de” Yanina y Diego Latorre. Pero, de a poco, se fue ganando su lugar en base a talento. Sin embargo, no puede evitar que cuando alguien la critique, su madre salte a defenderla.

Luciana Salazar y Gonzalo Gerber. La conductora parecía dispuesta a basar sus previas en su hija Matilda, pero luego se convirtió en una referente a partir de los tuits en los que anunciaba el cepo cambiario. Y, ahora, todos quieren escuchar sus predicciones políticas.

Nicolás Occhiatto y Florencia Jazmín Peña. El ex de Flor Vigna se convirtió en el nuevo galán de la televisión argentina y mucho se habló de sus posibles romances. Pero fue su abuela, Conce, la que se quedó con las previas en la pista.

Silvina Escudero y Jonathan Lazarte. La bailarina, recientemente separada de Federico, confesó que su novio estaba celoso de su bailarín. Y, ahora, todo el mundo quiere saber si tenía motivos.

Sofía Morandi y Nicolás Merlin. Después de que se la vinculara sentimentalmente a Julián Serrano y éste decidiera abandonar el programa, la joven siguió adelante con su nuevo partenaire y tuvo que cambiar el tono de sus previas aunque sin perder el humor.

Sofía Pachano y Nicolás Sánchez. Tras pasar serios conflictos con Dan Breitman, finalmente la hija de Aníbal Pachano puedo comenzar a desplegar su talento junto a su nuevo partenaire. Y su padre pudo empezar a disfrutar al verla en la pista.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de