Comenzó febrero y es momento de hacer un breve balance sobre los principales acontecimientos ocurridos en la ciudad cordobesa.

Por Adrián Pallares

Transcurrido el primer mes de la temporada de verano ya podemos decir que viene bastante floja y, como diríamos en el barrio, medio pelusa. En materia de noticias mediáticas lo cierto es que no ha pasado demasiado en ningún rubro en Villa Carlos Paz. Por ahora no hubo romances de famosos trascendentes y, aún peor: no hubo romance alguno. En otras temporadas en la ciudad cordobesa nacieron historias de amor como la de Silvina Luna y el Polaco, la de Laurita Fernández y Fede Bal, así como la de Barbie Vélez y Gastón Soffirtti. Si nos remontamos a la historia más lejana, la relación de Carmen Barbieri y Santiago Bal nació en las sierras… Por lo tanto, la temporada y la ciudad nos deben el amorío 2019.

En cuanto a los éxitos teatrales, tampoco es una temporada muy destacable. Las obras de Flavio Mendoza –Siddharta– y Pedro Alfonso –Locos por Luisa– marchan en las primeras posiciones, pero de todas formas están muy lejos de los números que convirtieron durante varios años a Villa Carlos Paz como la capital teatral del verano. El coreógrafo juntó más de 120 mil espectádores en 2012, números muy distantes a los de hoy. Sin ir más lejos, este año la pelea entre él y otros elencos es la utilización de un “pasaporte teatral” para que las gente pueda ir al teatro pagando mil pesos para ver tres obras.

En cuanto a las figuras, este año se muestra bastante flojo también, lejos de las temporadas en las cuales estaban Flor de la V, Moria Casán, Flavio Mendoza, varias comedias y participantes del Bailando en los elencos. Este 2019 no fue ni Lhoan a la Villa y las pocas figuras que hay no salen a la noche, no generan noticias y se quedan escondidas en sus casas. Los famosos de la ciudad cordobesa están empecinados en pasar desapercibidos y por eso lograron que sea la temporada menos mediática de los últimos quince años.

Las peleas eran otros de los puntos fuertes de las temporadas de verano: cómo olvidar los conflictos entre Nazarena Vélez y Flor de la V, o el cruce de Mariano Iúdica con el Negro Álvarez, o el de Luisa Kuliok con el elenco de Familia de mujeres, o a Flavio Mendoza contra varios, pero en especial contra Coco Sily por la venta de entradas. También estaban los enojos con los Premios Carlos y con la elección de “la chica del verano”. Esta temporada pelusa solo contó con el cruce de Iliana Calabró y Miriam Lanzoni por los premios Vos. Al lado de las históricas peleas de la Villa, este enfrentamiento parece más una discusión de dos pelados por un peine que una verdadera pelea del mundo del espectáculo.

Lo mejor de la Villa tiene que ver con los productores y los artistas que siguen apostando al teatro y a los espectáculos en la ciudad. A pesar de la crisis, muchos eligieron volver a Carlos Paz y presentar una cartelera teatral de calidad. Otra de las cosas destacables de este verano son los eventos musicales que se dan en toda la provincia de Córdoba, entre los que se destacan los recitales y festivales.

Cada año las temporadas de verano van perdiendo brillo y gracia, en parte debido a los famosos que le ponen cada vez menos onda y no quieren meterse en líos ni conflictos. Pero a la larga terminan pisando el palito y siempre nos brindan un buen escándalo, un gran romance, una importante separación o una pelea con un colega. El primer mes de este verano 2019 ha sido bastante flojo, pero quien escribe estas líneas le pone muchas fichas al mes de febrero para poder revertir esta situación y que dentro de treinta días podamos estar hablando de nuevos líos en la ciudad de Villa Carlos Paz.

Comentarios