Megafiestas, anfitriones vip y estricto dresscode: cómo se despide el año en Punta del Este.

Valeria Mazza, Pocho Lavezzi, Pico Monaco y Eduardo Constantini agasajaran a sus invitados para recibir con todo el glamour esteño el 2019.

Por Camila Hernandez Otaño

Punta del Este es uno de los destinos por excelencia elegido por el jet set mundial para despedir el año. El listado de fiestas que se preparan para Año Nuevo es extenso, variado y de lo más exclusivo.

Este 2018, casi 2019, las figuras vuelven a ser grandes anfitriones con celebraciones inolvidables que ponen el foco en la ambientación fundida entre la belleza natural de la costa esteña, la gastronomía de la mano de reconocidos chefs internacionales, y todo el glamour de los looks de los invitados.

Como ya es tradición en el Este, el empresario Alejandro Gravier junto a su mujer Valeria Mazza son los anfitriones de la glamorosa white party del 31 de diciembre. La locación para despedir el 2018, es perfecta: la Finca Valeria.

Son 200 invitados -entre ellos figuras internacionales como la top brasileña Adriana Lima, Naomi Campbell, la familia Salvio, el empresario Giuseppe Cipriani, el Conde Arrivabene Valenti-, que disfrutarán del paisaje natural del viñedo bajo el exquisito menú que este año será de Tamara.

Como sugiere el nombre de la fiesta el dress code es el blanco con aire de playa, un ritual que ya fue adoptada por los invitados.

Otro gran anfitrión esteño es el empresario argentino, Eduardo Costantini, que una vez más abrirá las puertas de su espectacular mansión en Punta Piedras con vistas al mar para recibir a sus amigos. Será un festejo íntimo, reducido al círculo familiar y algunas figuras como Adolfo Cambiaso que disfrutarán de un exclusivo menú del prestigioso chef argentino Camote Langer.

A lo largo de las temporadas las fiestas se volvieron cada vez más íntimas, casi hogareñas, varias de estas organizadas por argentinos de bajo perfil y con alto poder adquisitivo. Muchos aplican el secret spot para que la voz no se corra y asistan sólo los más cercanos.

La fiesta más animada -que combina el espíritu de Saint Tropez, la alta cocina europea y la musicalización de los mejores- es la del parador Bagatelle.

Este 2019, bajo la propuesta Casino Royal, tendrá un sofisticado y exquisito menú. Entradas a elección: carpaccio de St. Jacques aux Diamants Noirs (Vieras, caviar de esturión, juliana de manzana verde, salsa de cítricos) o médaillon de foie Gras mi-cuit (Foie gras de pato, gelatina de peras, crujiente de pan de especias). Plato principal: merlu Noir d’Atlantique au Champagne (Filet de merluza negra, tagliatelles, espárragos, caviar) o Tournedos de Filet de Boeuf Black Angus Rossini (Filet de lomo Black Angus, hongos del bosque, zapallo, avellanas, salsa Perigourdine). El postre: un lingote de Chocolate y oro con sus frutas rojas marinadas en vino Sauterne.

La celebración se extenderá con la New Year’s Eve ’19 con el mejor line up de DJS, sorpresas en vivo y la culminación de un espectáculo de fuegos artificiales. “Contamos con un target muy exclusivo de Punta del Este, quienes veranean con frecuencia y nos acompañan siempre en todos nuestros proyectos. También asisten muchas personas de Córdoba, Rosario y Mendoza, además de extranjeros de todas parte del mundo”, describe Toto Lafiandra, productor manager de la fiesta.

Manantiales también se viste de fiesta para despedir el 2018. El acogedor espacio Casa de Babel -que entre los dueños se destacada Pico Monaco-, será otro de los sitios a cargo de la noche más exclusiva de Punta del Este.

Con una ambientación rústica y comida de primera, el extenista será el gran anfritión con Pampita Ardohain, Barbie Simons y Puli de María como invitadas de lujo.

Pocho Lavezzi hará su habitual celebración de todos los años en la gran mansión que alquiló en José Ignacio. Con dress code libre, familiares, amigos del fútbol y otras figuras será otro de los eventos más privados de la temporada.

Conocida como la Ibiza de Sudamérica, Punta del este también importa modelos de mega eventos que son furor en el mundo como es el caso de la reconocida fiesta Box con miles de fanáticos en Nueva York. Los invitados bailarán bajo el sonido de una auténtica rave electrónica hasta el amanecer con sectores delimitados vip o mesa vip para los distintos bolsillos.

Por primera vez el elegante hotel Fasano, con ubicación preferencial en José Ignacio, brindará una fiesta para 600 personas con un valor base de USD 800 que incluye cocktail, entrada, plato principal, postre y brindis. Una cita que se extenderá hasta horas de la madrugada. Desde hace días que el evento ya está totalmente vendido.

A metros del mar, también en José Ignacio, La Susana, acogerá a figuras del medio y veraneantes que desean despedir el año con todo (USD 500 la noche). La celebración propone: cocktail, cena, open bar, música y baile hasta la madrugada. El menú variado: gazpacho, miniaturas de salmón, croquetitas de kale vegetales al horno con romesco, estaciones sushi, infiernillo con pinchos, curry de vegetales. El plato principal: ensalada de tomates antiguos, shishito peppers, mozzarella & rúcula picanha de cordero. Para terminar, el postre: volcán de chocolate con mascarpone y o helados palito de coco & mango. Además de un coctelería exclusiva para brindar.

Tequila es el otro punto de encuentro para despues de las 12, en esta oportunidad será la pareja más glam de DJS: Chule Bernardo y Puli de María los encargados de animar hasta la madrugada el distinguido espacio elegido por el jet set. La sorpresa de este 2018 la incorporación de Nacho Viale pasando música. Al igual que su sede en Buenos Aires, allí no entra quien quiere sino quien puede.

COMENTARIOS