Kim Kardashian habló de su video sexual, se burló de sus hermanas y dio detalles de su divorcio

La mediática fue la última presentadora de Saturday Night Live, el legendario show de sketch de los Estados Unidos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Kim Kardashian
Kim junto a Amy Schumer

Kim Kardashian West fue la elegida para ser la presentadora de Saturday Night Live, el legendario show de sketch de Estados Unidos.

 

En su monólogo inicial, la mediática habló de todo, desde su video sexual, el divorcio con Kanye, hasta el juicio de OJ Simpson, del cual su padre era el abogado.

“Lo sé, me sorprende verme aquí también”, comenzó la apertura del show el sábado por la noche después de que su aparición provocara un ida y vuelta en Twitter entre fanáticos y detractores, ya que muchos no estaban conformes con su elección como presentadora.

“Quiero decir, no he tenido un estreno de película en mucho tiempo”, haciendo referencia al video íntimo que fue filtrado hace varios años por su entonces ex pareja, Ray J. “Nadie me dijo que se estrenaba. Debe haberse deslizado por la mente de mamá”.

Luego continuó diciendo que parte de la razón por la que estaba en el programa de comedia era para ser tomada en serio como persona en lugar de un símbolo sexual que agregaba deberes de anfitriona que le mostrarían ser “mucho más que una cara bonita”. “Y buen cabello, y gran maquillaje, y grandes tetas y un trasero perfecto”, se burló. Mucho más que la foto que sus hermanas mostraban a sus cirujanos plásticos, agregó.

“Lo único de lo que estoy realmente orgullosa es que nadie podría llamarme una mujer interesada, honestamente, no estoy segura de cómo te conviertes en uno. Así que le pregunté al novio de mi madre, Corey” refiriéndose al novio de Kris Jenner, Corey Gamble.

Vestida con un traje al cuerpo rosa brillante de una tela aterciopelada, Kim recordó cómo fue su padre, el fallecido abogado Robert Kardashian, quien le presentó a la primera persona negra que había conocido.

“¿Quieres apuñalar en la oscuridad quién era?”, dijo con una sonrisa.

Era OJ Simpson, quien fue amigo cercano de su padre, y el cual fue representado por Kardashian como parte del “dream team” (equipo de ensueño) de abogados de la estrella de la NFL caído en desgracia en la década de 1990.

La influencer abordó el sórdido pasado de Simpson. Haberlo conocido “deja una marca”, dijo. “O varios. O ninguno. Todavía no lo sé”, concluyó.

Cabe recordar que el ex jugador en primer momento fue absuelto de dos cargos de asesinato en los que fueron apuñalados fatalmente en 1994 su ex esposa, Nicole Simpson, y Ronald Goldman, amigo de ella. Pero finalmente un jurado de la corte civil lo encontró responsable y le ordenó pagar $ 33.5 millones de dólares.

Por otro lado habló de cómo su madre eligió que el nombre de todas sus hijas comenzara con K: Khloe, Kourtney, Kylie y Kendall. La mediática dijo que tuvo la suerte de no haber sido llamada ‘Karen’ dado que el nombre tiene connotaciones negativas hoy en día (se le llama así a las mujeres blancas que crean escándalos en las redes sociales discriminando a otras personas).

“No sé cómo vio venir a esa y no a Caitlyn”, en una referencia a su padrastro, Caitlyn Jenner, quien fue anteriormente Bruce Jenner.

Además agregó, “Estoy aquí para anunciar que me postulo… Estoy bromeando”, sonrió. “No podemos tener tres políticos fracasados en una familia”, dijo Kim entre risas, haciendo referencia a las candidaturas de su ex esposo Kanye West y su padrastro Caitlyn Jenner.

Por último habló de la cantidad de seguidores que tiene en redes sociales.

“Estoy acostumbrada a que mis 360 millones de seguidores vean cada uno de mis movimientos”, dijo. “¿Cuántos miran SNL? 10 millones. Esta noche es una noche íntima y fría para mí”, haciendo referencia a las bajas cifras de audiencia del programa.

En uno de los segmentos, burlaron al reality de citas estadounidense The Bachelorette, en el cual una mujer elige de entre un grupo de hombre, a través de una temporada y citas con cada uno, a su futuro marido.

En esta versión, Kim bajo el nombre de Rashel, debía elegir y dar una ficha para seguir a la otra ronda, al grupo conformado por las estrellas de cine John Cena, Chris Rock y Amy Schumer, Chace Crawford de Gossip Girl, Jesse Williams de Greys Anatomy, Blake Griffin de los Brooklyn Nets y el Bachelor (la versión masculina de The Bachelorette) de la vida real Tyler Cameron.

Con cada uno bromeó sobre algo ocurrido durante sus citas, por ejemplo dijo que en la salida con Chris Rock, solo consistía en ver todos sus especiales de stand-up mientras él recitaba a su lado todos los diálogos.

“Está bien, esto podría estar en contra de las reglas”, dijo Rashel, antes de admitir que se conectó con uno de los productores del programa, que resultó ser la comediante Amy Schumer. Ella le pidió que aceptara su ficha para la siguiente ronda, a pesar de que nunca antes había salido con una mujer, a lo que Amy aceptó “con ambos [de sus] agujeros”

En el sketch se pudo ver también al ex novio de su hermana Kendall, Blake Griffin, a quien parecía que estaba a punto de enviar a empacar después de su comportamiento “inexcusable” en “la barbacoa de luau” (ocurrida en el reality de la familia), pero Kim se rió con la audiencia después de enviarlo a la siguiente ronda.

“Pero, también eres seis veces All Star de la NBA, y eso me intriga. ¿Aceptas esta ficha?”, dijo a modo de chiste.

LA KORTE DE KOURTNEY

Más tarde en el programa, Kim apuntó a la imagen de su hermana Kourtney en el sketch ‘The People’s Kourt’ (La Korte de las personas) en el cual se la interpretando a la mayor de las Kardashian como jueza de televisión.

El momento contó con un cameo de su hermana, Khloe y su mamá Kris. Además de interpretaciones de Kanye, Travis Barker, Kylie y Kendall y de la propia Kim por parte del elenco estable de SNL.

Kris presentaba cargos contra sus hijas menores. A Kylie por no dar a luz a su segundo hijo más rápido y a Kendall por no tener “drama”. Por otro lado Khloe se enfrentaba a Kim por haberle robado a su maquilladora.

KKW interpretaba a una aburrida Kourtney que no quería hacer nada. Además se burló de las frecuentes demostraciones públicas de afecto de su hermana con su actual novio Travis Barker, quien fue interpretado por Mikey Day.

El programa cerró con Kris Jenner y Khloe Kardashian de pie junto a Kim y el resto del elenco. Kardashian agradeció a su madre y hermana por su apoyo, así como al resto de su familia y a su ex esposo Kanye.

Kanye West no apareció en el programa, sin embargo, acompañó a Kardashian a Nueva York para sus deberes de anfitrión. Ella solicitó el divorcio del rapero en febrero después de seis años de matrimonio.

Los dos, que comparten cuatro hijos, y han sido fotografiados juntos varias veces en los últimos meses.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter