En la última gala de nominación, se conoció al primer finalista de Gran Hermano

Gran Hermano

Los participantes armaron una nueva placa con sus votos y estipularon así, quién ya tiene un lugar asegurado en la recta final. El domingo se irá uno de los hermanitos.

Si bien no hay fecha confirmada para la finalización del ciclo (se especula que puede ser el 27 de marzo), Gran Hermano se encamina por la recta final. Ya queda muy poco para saber quién será el gran ganador del reality, y el afortunado que se corone con los 15 millones de pesos y una casa.

Con la expectativa alta por saber quiénes serán los primeros finalistas, se vivió una nueva gala de nominación. Pero no una cualquiera, sino la última de este ciclo, por lo que se desprende que quienes no queden en placa, ya se meten de lleno en la final. Así fue que en la primera salida y en contacto con Santiago del Moro se dejaron en claro algunos lineamientos de lo que vendrá.

“Esta noche es la última gala de nominación y cuando Gran Hermano me diga sí, ok, es ahora, yo les voy a decir la fecha de finalización, que sé que es lo que ustedes quieren saber”, dijo el conductor y los invitó a levantar la valija para calcular el peso. “¿Unos 4 kilos tendrá?”, le preguntó a Nacho que, por ser el líder de la semana, se encomendó en la tarea de alzarla. “Bueno, en un rato les digo qué hay ahí”, prometió.

La primera en ingresar al confesionario fue Romina, quien no dudó con su primer voto: “Le voy a dar dos votos a Camila. Creo que apenas llegó hablé de su energía, de sus formas, luego hubo cosas suyas que no nos cerraban con las chicas. Y tuvo cosas que le dejé pasar, porque con tantas peleas acá adentro ya no tenía ganas, quería pasar el tiempo que me quede sin discusiones, pero tiene cosas que no comparto. Y son varias cosas”.

La exdiputada siguió con sus argumentos: “Te das cuenta cuando alguien quiere arreglar las cosas, o generar un conflicto y dejar mal a la otra persona. Tengo 35 años, soy grande y me doy cuenta de las cosas, de la energía de una persona. No sé si son celos, competencias y son cosas que no me gustan. Y hoy se lo terminé diciendo todo en la cara porque siento que miente. Hoy lo digo porque me gusta decir las cosas segura, hoy lo comprobé con sus actitudes, cosas que dice y después se hace la que no lo dice”.

Para su segundo voto, la oriunda de Moreno tuvo algunas dudas pero finalmente tomó la decisión. “Este voto me duele mucho darlo, Marquitos me salvó la semana pasada, sé que lo ama la gente, es una gran persona y lo van a salvar pero es un voto para él. Lo quiero muchisimo al primo, es una gran persona y un gran hombre, no la puedo votar a Juli así que lamentablemente es un voto para él.

Marcos fue el segundo en definir sus votos. “Es raro estar acá, siento que pasaron muchas cosas y que se va a extrañar”, dijo el salteño apenas ingresó al cuarto rojo. También agradeció la posibilidad de haber compartido algunos días con su hermana, Valentina.

Pero había que elegir entre sus compañeros y lo hizo. “Los dos primeros votos son para Julieta, cada vez somos menos y por más que uno quiera mucho a una persona ya termina votando por afinidad. Y el otro voto es para Camila, porque no tengo tanta afinidad con ella como con Romi que es quien queda. Esos son mis votos”, dijo en su última votación.

Y llegó el turno de Julieta. La joven de 21 años apodada Disney tuvo un ida y vuelta con Gran Hermano antes de emitir sus votos. “Estoy emocionada y ansiosa. Tengo amigos que me llevo, aprendizajes. Las fiestas, el repechaje cuando volvió Dani que fue todo felicidad, un empujoncito para salir adelante”, dijo la actriz y agregó: “Me encantan las nominaciones, ponerme linda, me encantan los miércoles”. “Entonces vamos a disfrutar de esta última nominación”, invitó la voz del otro lado y comenzó con sus argumentos.

“Mis primeros dos votos van a ser para Camila. Con ella tuve muchas idas y vueltas, somos muy parecidas en algunas cosas pero hay otras que me hicieron dudar. Siento que es en lo personal y en el juego. En lo personal la siento un poco egoísta, no lo digo con lo que me pasó ayer sino cuando trajeron a los perritos y se puso mal Nacho. Lo mismo cuando Romi se peleó con Alfa. Tira comentarios por atrás, defiende personas o situaciones indefendibles; cosas que yo le conté de Alfa y ella estaba empecinada en defenderlo”, expresó sobre su compañera.

Luego quiso argumentar lo que no le gusta de la rubia a la hora de jugar: “Si yo veo un reality, quiero ver cómo son realmente las personas. Ahora si pongo todo en la balanza, ella dijo que iba a jugar para el adentro pero también para el afuera. Entonces hace cosas para las cámaras, ella vio qué garpaba, dijo que no iba a hacer algunas porque sabía que no se veían bien. A esta altura me parece injusto que ella tenga información del afuera”.

“El segundo voto será más cortito”, anticipó. “A Romi no la voy a nominar hasta que sea realmente necesario. Es la primera vez que voto al primo, lo quiero un monton. Si tengo que decir un motivo, a nivel juego digo que me gustan las personas más arriesgadas, y él si no es su tema no se mete. Pero no es por juego, sé que él es así, es su personalidad, es como la gente lo eligió y por eso está acá. No tengo más nada que decir de Marcos”, dijo apenada de votarlo.

Luego le tocó a Camila, quien dio una extensa explicación. “Mis primeros dos votos van para Romina. Cuando llegué a la casa yo quise caerle bien a todos, esa es la verdad, quería sentir lo que era ser un hermanito acá adentro, para más rápido de lo normal porque pensé que solo me iba a quedar 15 días. Desde que llegué siempre fui buena con todos pero desde el primer día Romina me trató como mentirosa. Yo quería hacer como que no pasaba eso, quería vivir en el mundo de Heidi y que todo se solucione solo. Fueron pasando los días, creí que había la mejor con ella y que afuera podíamos tener una relación pero no”, dijo la profesora de piano.

Y enumeró varios ejemplos de situaciones que no le gustaron hasta que Gran Hermano tuvo que pedirle por favor que resuma sus argumentos y le de paso a su segundo elegido. “El otro voto es para Marcos, no tengo ningún motivo, es una persona increíble y lo voto porque sé que es fuerte y que a la primera que toque una placa va a salir. Sé que va a llegar y espero que llegue a la final”, expresó pidiendo perdón por hacer su descargo tan extenso.

“Estoy un poquito más tranquilo que el resto pero igual es un rejunte de emociones”, dijo Nacho cuando pisó el confesionario. El último en emitir sus votos es también el líder de la semana y por lo tanto, él que cuenta con inmunidad y ya tiene un pie en la recta final.

El joven de 20 años fue contundente con sus nominaciones: “Le voy a dar dos votos a Camila, porque creo que va a ser la que intuyo más votos tenga, para no repartir votos y no votar siempre lo mismo ni tan seguido”.

Luego, fue por su segundo candidato a dejar la casa. “Un voto para Marcos, no por nada en especial sino por lo que dije antes de repetir votos y además para que se haga un empate o buscar distintos lugares”, dijo el joven.

Así las cosas, la placa final quedó conformada por Camila, Marcos, Julieta y Romina, y como ya no existe la posibilidad de que el líder salve a uno de los participantes, será la definitiva. El domingo, voto del público mediante, uno de ellos tendrá que despedirse y dejar atrás su sueño de convertirse en un Gran Hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba