El actor habló de las diferencias que crecieron en la sociedad durante los últimos años a partir de la política: "No tenemos que creer que el tipo de enfrente me quiere eliminar"

 
Aunque no habló directamente de política ni del cambio de gobierno, Ricardo Darín se metió con algo muy presente: "la grieta" que divide a la sociedad. En el final de la entrevista que le realizó AM, el consagrado actor argentino dijo que las diferencias entre las personas, que se exacerbaron durante los gobiernos de Cristina Kirchner, no son una novedad para el pueblo argentino y que es producto de la intolerancia.
"Si yo sólo quiero tener razón sobre vos, no te escucho. Tengo que escucharte y para eso hay que superar la gran barrera histórica que es la intolerancia", aseguró Darín.
 
"HAY QUE SUPERAR LA GRAN BARRERA HISTÓRICA QUE ES LA INTOLERANCIA"
 
"Esta grieta no es de ahora. Nos hemos dedicado a alimentarla y es una pena", agregó Darín frente a la cámara de Telefe. Además, cuestionó el resultado que generan esas diferencias: "El debate, la discusión, está bueno […] El tema es conocer qué estamos buscando a partir de la discusión y la pelea".
"Tenemos una democracia muy joven y tenemos que tener paciencia y ser más tolerantes, bancarnos más y no creer que el que está enfrente mío me quiere eliminar", expresó.
 
"NOS HEMOS DEDICADO A ALIMENTAR LA GRIETA Y ES UNA PENA"
 
Darín estuvo en el foco de la polémica en el verano de 2013, luego de que saliera publicada una entrevista en la revista Brando en la que cuestionó el patrimonio de la familia de la ex presidente y las formas de gobernar: "Parece que no aprendimos un sorete, porque es tan loco plantear, como planteaban algunas minorías, ciertas actitudes intempestivas y anacrónicas como del otro lado creer que porque te votó el 54%, te la mandé a guardar, bancátela, y te la tenés que fumar". Sus declaraciones no cayeron bien en la Casa Rosada y Cristina Kirchner le contestó con una carta. "Nunca en toda la historia política de la Argentina se ha podido acceder a las Declaraciones Juradas de un funcionario público con mayor facilidad, frecuencia y publicidad que a las de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner", había escrito la ex presidente en unas líneas que sorprendieron mucho porque, además, le recordó al actor que había sido acusado y detenido por el delito de contrabando de una camioneta que supuestamente había ingresado a la Argentina con una franquicia especial para discapacitados. Días después, varias voces del mundo del espectáculo se pusieron a favor de Darín luego de que saliera publicada esa carta, pero él se dedicó a bajar los decibeles: "Hoy es una anécdota. Pero, como ocurre en esta época, quedé colocado en que tenés que estar de un lado o del otro, no podés tener otra posición. Luego ante la respuesta de la Presidente se armaron dos bandos, otra vez. Me preguntaron cómo me había caído que respondiera y dije la verdad: humanamente, la entiendo. Se debe haber sentido agredida y habilitada a darme una contestación humana, no desde el rol de la funcionaria".
 
En la nota con AM, también defendió a sus colegas que se expresaron a favor de la gestión kirchnerista y fueron criticados por tomar esa posición: "Me parece perfecto que los actores se manifiesten. Todos, no sólo los actores, no está mal […] ¿Por qué no tenés derecho a decir lo que pensás y a defenderlo?".