La NASA ultima detalles para el lanzamiento de InSight, la misión destinada a explorar el interior de Marte con el objetivo de conocer más sobre el origen de la Tierra.

A partir del próximo 5 de mayo, la agencia espacial enviará un vehículo robótico que permitirá conocer el interior del planeta rojo, así como otras condiciones del mismo, con el fin de descubrir más sobre cómo se formó éste.

“El objetivo no es otro que conocer más sobre el nacimiento de la Tierra, y lo hacemos desde Marte, aunque puede sonar raro”, explicó Bruce Banerdt, investigador principal de la misión, quien dijo que ésta supone el cumplimiento de los sueños acumulados durante los últimos cuarenta años.

El experto indicó que al conocer el núcleo de Marte podrán saber más sobre cómo ha evolucionado el planeta, sus capas y el propio corazón del mismo, lo que les permitirá realizar extrapolaciones para comprender la formación de la Tierra.

Según destacó el especialista, todo esto tratarán de conseguirlo mediante un robot en el que se incluye un pequeño “torpedo” que irá penetrando en la superficie hasta alcanzar los cinco metros de profundidad, lo que posibilitaría medir la temperatura interna marciana por primera vez en la historia.

De este modo, la misión InSight combinará la información sobre los flujos de calor con otros datos obtenidos en el lugar para revelar cómo la energía implica determinados cambios en la superficie.

Sobre la protección necesaria para el dispositivo ante los bruscos cambios de temperatura, Banerdt subrayó que “no solo tienes que tener el aparato, sino que tienes que protegerlo”, lo que les ha llevado a generar un sistema con múltiples capas: “Es como una muñeca rusa”, bromeó.

Marte no es un destino fácil para las misiones espaciales, ya que tan solo el 40 % de las que se programan tienen éxito.

Los contratiempos también afectaron a InSight, cuyo lanzamiento inicial se preveía en 2016, pero tuvo que ser retrasado para mayo próximo.

La explicación reside en que es el momento en que ambos cuerpos se alinearán de nuevo, dado que Marte se encuentra a mayor distancia del Sol que la Tierra y su movimiento orbital es más largo, por lo que los planetas azul y rojo tardan 26 meses en volver a alinearse.

El lanzamiento podrá realizarse a partir del 5 de mayo, pero tendrá hasta el 8 de junio para efectuarse en caso de que las condiciones no sean las óptimas, y no llegará al planeta rojo hasta el 26 de noviembre.

La misión, que durará casi dos años y que recorrerá 485 millones de kilómetros hasta Marte, está financiada y coordinada en su mayor parte por la propia Estados Unidos, pero también participaron diferentes países europeos, como Alemania, Francia y España.

En total, Estados Unidos invertirá 813 millones de dólares, mientras que entre Alemania y Francia sumarán alrededor de 180 millones en las investigaciones del proyecto.

Fuente: EFE

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de