La NASA difundió las primeras imágenes de “un cielo alienígena”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Por primera vez, una nave espacial envió imágenes del cielo desde tan lejos que algunas estrellas parecen estar en posiciones diferentes de las que veríamos desde la Tierra.

A más de cuatro mil millones de millas de su hogar y acelerando hacia el espacio interestelar, la misión New Horizons de la NASA viajó tanto que ahora tiene una vista única de las estrellas más cercanas.

“Es justo decir que New Horizons está mirando un cielo alienígena, diferente de lo que vemos desde la Tierra”, dijo en un comunicado Alan Stern, investigador principal de New Horizons del Southwest Research Institute (SwRI) en Boulder, Colorado. “Y eso nos ha permitido hacer algo que nunca antes se había logrado: ver las estrellas más cercanas visiblemente desplazadas en el cielo desde las posiciones que las vemos en la Tierra”.

Del 22 al 23 de abril, la nave espacial convirtió su cámara telescópica de largo alcance en un par de las estrellas “más cercanas”, Proxima Centauri y Wolf 359, mostrando cómo aparecen en diferentes lugares de lo que vemos desde la Tierra. Los científicos han usado durante mucho tiempo este “efecto de paralaje”- cómo parece que una estrella se mueve contra su fondo cuando se ve desde diferentes lugares- para medir distancias a las estrellas.

Una manera fácil de ver el paralaje es colocar un dedo con el brazo extendido y verlo saltar de un lado a otro cuando lo ve sucesivamente con cada ojo. Del mismo modo, a medida que la Tierra gira alrededor del Sol, las estrellas cambian de posición. Pero debido a que incluso las estrellas más cercanas están cientos de miles de veces más lejos que el diámetro de la órbita de la Tierra, los cambios de paralaje son pequeños y solo se pueden medir con instrumentación precisa.

“Ningún ojo humano puede detectar estos cambios”, dijo Stern. Pero cuando las imágenes de New Horizons se combinan con imágenes de las mismas estrellas tomadas en las mismas fechas por telescopios en la Tierra, el cambio de paralaje es instantáneamente visible. La combinación produce una vista en 3D de las estrellas “flotando” frente a sus campos de estrellas de fondo.

“El experimento New Horizons proporciona la línea de base de paralaje más grande jamás creada, más de 4 mil millones de millas, y es la primera demostración de un paralaje estelar fácilmente observable”, dijo Tod Lauer, miembro del equipo científico de New Horizons.

Las imágenes complementarias de Proxima Centauri y Wolf 359 fueron proporcionadas por el Observatorio Las Cumbres, operando un telescopio remoto en el Observatorio Siding Spring en Australia, y los astrónomos John Kielkopf, Universidad de Louisville, y Karen Collins, Harvard y el Centro Smithsonian de Astrofísica, operando un telescopio remoto en el Observatorio del Monte Lemmon en Arizona.

En el momento de las observaciones, New Horizons estaba a más de 4.300 millones de millas (unos 7.000 millones de kilómetros) de la Tierra, donde una señal de radio, que viajaba a la velocidad de la luz, necesitaba poco menos de 6 horas y 30 minutos para llegar a casa.

(Con información de Europa Press).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter