El auto eléctrico que fabrican en Córdoba: un citycar que podrá circular por rutas y autopistas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Acaba de ser homologado para producirse en serie. Hay dos versiones: un utilitario y un citycar, que pueden cargarse en casa, tienen una autonomía de 300 kilómetros, y andan hasta 105 km/h.

No quedan dudas que el futuro, al menos el más cercano, es eléctrico. Aunque aún falten resolver algunas cuestiones centrales, como por ejemplo la infraestructura para la carga, la nueva realidad de la movilidad empieza también a mostrar sus brotes en la Argentina.

En Córdoba, los autos eléctricos nacionales que viene desarrollando desde 2015 la empresa de esa provincia, Volt Motors, acaban de ser homologados y habilitados para fabricarse en serie. La firma recibió la licencia L7e, que habilita a los vehículos a circular por calles, rutas y autopistas hasta una velocidad máxima de 105 km/h.

Volt desarrolló, y producirá en serie desde agosto, dos modelos de su auto eléctrico: el VOLT w1, un utilitario para cargas livianas, y el VOLT e1, un pequeño citycar “dotado de tecnología de última generación”, según sostiene la empresa. Se trata de vehículos de 2,8 metros de largo, 1,7 de ancho, 1,5 de alto fabricados con carrocerías de fibra de carbono y kevlar. El utilitario w1, destinado a transportar cargas livianas, costará 17 mil dólares; mientras que el Volt e1, para dos ocupantes y posibilidad de transportar hasta 300 kilos, se ofrecerá a 20 mil dólares.

Ambos están equipados con un paquete de baterías de litio que les permiten alcanzar una autonomía máxima de 300 kilómetros y se pueden cargar en la toma hogareña de 220v: la carga de 0 a 100% demora seis horas. Se conducen con un solo pie: a medida que se levanta el pie del acelerador, el auto se empieza a detener por sí solo hasta parar por completo. Además, como en otros eléctricos o híbridos, las baterías se recargan mediante el frenado, a partir de la energía que se genera en ese proceso.

Según la empresa, el Volt puede realizar hasta 50 kilómetros diarios (1.500 mensuales) con $600 de gasto, mientras que un vehículo naftero necesitaría cerca de $6.600. El cálculo está hecho en base al precio de la nafta súper y la electricidad en la ciudad de Córdoba. Existe una tercera versión del modelo, el z1, limitado al uso en predios cerrados, que sólo puede circular hasta los 45 km/h y cuesta 12.000 dólares.

En materia de equipamiento, el Volt incluye varios elementos tecnológicos: una pantalla táctil de 16 pulgadas (en el caso e1 y de 10 pulgadas en el w1), que permite centralizar la mayoría de las funciones del vehículo, navegador de última generación, cámaras de estacionamiento 360º, y un display que permite visualizar los instrumentos proyectados en el parabrisas, del lado del conductor. Desde una aplicación en el celular, además, se puede localizar el auto y consultar el nivel de su batería, acceder sin llave o encenderlo de manera remota. Los vehículos saldrán de fábrica con una garantía de 2 años sin límite de kilometraje.

El proyecto de Volt Motors arrancó en el año 2015, con una inversión de $500 millones. En 2019 la empresa recibió por parte del Gobierno la condición de “terminal automotriz”, el permiso oficial necesario para fabricar y vender vehículos dentro del territorio argentino. Ahora esta nueva homologación, recibida en ocasión de la visita a la planta del Ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, permite que el e1 y el w1 habilita la fabricación en serie con permiso para circular por la vía pública, incluidas rutas y autopistas.

La homologación de Volt es superior a la L6/L7 conseguida hasta ahora por el Sero Electric, el otro proyecto de auto eléctrico nacional. El Sero Electric se produce en Morón, se lanzó en septiembre de 2019, pero está limitado a sólo 50 km/h; por lo tanto, puede circular en calles y avenidas, pero no en rutas y autopistas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter