tabaco

Productores tabacaleros exteriorizaron su preocupación por la radicación de una empresa de fabricación y comercialización de cigarrillos en la provincia, que podría eludir el pago de los impuestos correspondiente y generar así una menor recaudación del fondo especial del tabaco.

Según trascendió en los medios de comunicación de la vecina provincia la nueva tabacalera (Cigarrillos y Tabacos SA) ya habría logrado obtener las habilitaciones y permisos correspondientes para elaborar y comercializar cigarrillos en la ciudad de Palpalá.

Pero lo que generó una gran preocupación en el sector tabacalero de ambas provincias “es que la empresa según se informara recientemente en la AFIP, pretende vender sus productos (cigarrillos CJ) por debajo de los precios del mercado lo cual le permitiría eludir el pago de impuestos y esto generaría un desfinanciamiento del fondo especial del tabaco”, indicaron desde el sector.

“Para vender a esos precios la empresa deberá lograr ser eximida del impuesto mínimo a los cigarrillos, iniciando una acción legal contra AFIP para declarar inconstitucional el impuesto. Y al mismo tiempo deberá solicitar una medida cautelar que suspenda la obligación del pago del tributo. Se trata del mismo mecanismo del que se vale la Tabacalera Sarandí para vender sus cigarrillos a mitad de precio”, advirtieron.

En este sentido recordaron que recientemente las Cámaras del Tabaco de Jujuy y Salta presentaron ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación dos recursos de queja contra la compañía tabacalera Sarandí en el marco de un proceso iniciado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). En el trámite iniciado por las cámaras se denuncia una situación de “gravedad institucional” por la circunstancia en la que la mencionada compañía Sarandí está “eximida de tributar el impuesto mínimo fijado por la Ley N° 27.430 para la comercialización de atados de cigarrillos, como consecuencia de una medida cautelar”, situación que le permite vender sus productos a un precio 21% más bajo que sus competidores.

“Este sistema de recaudación se ve afectado por la exención de la que goza Tabacalera Sarandí, la cual genera un proceso de desfinanciamiento al Fondo Especial del Tabaco y, por consiguiente, a los tabacaleros de ambas provincias del norte“. Prueba de ello “dejan de percibir más de 2.000 millones de pesos anuales en concepto de Fondo Especial del Tabaco, como consecuencia de la medida que beneficia a la empresa cigarrillera“, expresaron en un comunicado las cámaras.

Salta, Jujuy y Misiones concentran el 80% de la producción nacional de tabaco, y resultan las provincias más perjudicadas por este tipo de maniobras. Es que la menor recaudación del sector recorta los ingresos del Fondo Especial del Tabaco (FET) que vuelve a las provincias y a los productores en dinero y obras.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de