26 octubre 2020 18:34

Martín Guzmán afirma tener los “instrumentos para mantener la política cambiaria”

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró en el 56° Coloquio de IDEA que el Gobierno tiene instrumentos para mantener la estabilidad del dólar oficial.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Martin Guzman
Martin Guzman

Dijo que que habrá medidas para intentar minimizar la volatilidad en las cotizaciones alternativas de la divisa.

Afirmó también que en el marco de un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se enviará al Congreso una propuesta para reducir consolidar un sendero de equilibrio fiscal y reducir la emisión de pesos del Banco Central (BCRA) con el que se financia la economía.

Con esas definiciones el ministro buscó dar certezas ante varios de los ruidos que hoy acechan a la macroeconomía: el sobrante de pesos, la volatilidad cambiaria y la brecha, la inflación. Todo en el marco de la falta, según las críticas del sector privado, de un plan.

“Tenemos los instrumentos para mantener la política cambiaria en el tipo de cambio oficial”, afirmó el economista cuando, entrevista por el periodista Fernando González, se lo consultó sobre el nivel real de reservas hoy en el BCRA. No dio el detalle de cuántas eran las netas. “Hay 41.000 millones de dólares reservas de las cuales hay una parte importante que se pueden hacer líquidas de un momento a otro”, había estimado.

“Va a haber un cambio de dirección”, sorprendió Guzmán sobre modificaciones en el mercado de Contado Con Liquidación (CCL) y explicó: “Lo que pasa ahí es que, control tras control, se ha ido achicando (el mercado) y se ha vuelto más volátil. ¿Nos importa que haya un mercado de transacción de pesos contra dólares? Sí, nos importa. ¿Qué queremos? ¿Qué sea chiquito o más grande? Cuando es chiquito, pasa lo que pasa. Vamos a ir facilitando ese tipo de operatorias. Está muy alto ese tipo de cambio y afecta la capacidad para generar ingresos en dólares”, admitió.

En sintonía, el ministro buscó ofrecer certidumbre sobre la situación fiscal y el financiamiento con emisión monetaria en la economía, que meten presión al dólar y las expectativas de inflación. “La parte más importante del programa con el FMI se va a enviar al Congreso de la Nación, y se va a determinar un sendero fiscal acompañado de uno de reducción de las necesidades de financiamiento monetario, tratando a la sostenibilidad fiscal como política de Estado”, estimó el economista. El año que viene se prevé una emisión de 1 billón de pesos para cubrir el rojo fiscal primario, según los datos del Presupuesto 2021 que Guzmán presentó.

“La Argentina tiene que converger hacia el equilibrio fiscal”, afirmó el ministro. “La sostenibilidad fiscal es un activo para la Nación. Hay que hacerlo a una velocidad consistente con la recuperación económica. Hay que racionalizar el gasto y redefinir cómo se gasta en pos de apuntar a la recuperación y el desarrollo económico. El Proyecto de Presupuesto va en esa dirección”, agregó y citó algunos datos de la ley de leyes. “Hay que racionalizar el gasto público más que bajarlo”, matizó ante la pregunta sobre sus dichos sobre que no era necesario bajar el gasto público días atrás.

El funcionario descartó además, de manera implícita, un impacto de los saltos en las cotizaciones alternativas en la inflación, ya que aseguró que los precios están atados a la inflación. Explicó además que la política oficial es que el tipo de cambio nominal acompañe los precios. “Si mirás la evolución del IPC, no está atada al dólar blue o el CCL sino al dólar oficial. La inflación va a ser de menos de 40%”, respondió el ministro y agregó: “Estimamos una caída de inflación de 20 puntos con respecto a 2019. Mes a mes, la realidad ha estado más alineada a las proyecciones del gobierno sobre la inflación que los de los mercados”.

El ministro de Economía se presentó luego de un panel en el que estuvieron el exministro de Hacienda de Cambiemos, Hernán Lacunza, y el expresidente del (BCRA), Martín Redrado, quienes fueron críticos con el rumbo que está tomando el Gobierno.

La mirada sobre el dólar

“La situación del dólar oficial es distinta a los paralelos”, explicó el ministro al comienzo de su participación en el encuentro con empresarios. “El blue y el contado con liquidación son dólares que no importan de manera directa en la economía sino que importan vía lo que generan para las expectativas. La brecha importa por lo que hace sobre las expectativas. La realidad es que esos tipos de cambio están en valores que no representan la realidad argentina”, estimó.

El ministro dijo que la Argentina no es un país de ingresos bajos sino de ingresos medios. “Si medís el producto por habitante en dólares al valor del tipo de cambio CCL, te da más o menos 4500 dólares por habitante. La Argentina no es un país de 4500 dólares por habitante sino de ingresos más altos. Se han generado expectativas que explican en la brecha pero no representa la realidad argentina. Con el tipo de cambio oficial, estamos comprometidos en hacer que evolucione de la mano de los precios. Tenemos un tipo de cambio oficial que representa la realidad argentina en el frente comercial”, explicó Guzmán.

El cepo cambiario

“Hay que tomar medidas para proteger la evolución de la variable que sí importa para la determinación de los precios que es el dólar oficial”, dijo sobre el cepo y las restriciones que el Gobierno fue agregando para el acceso a la divisa para ahorro y para importaciones, y agregó: “No son medidas que nos gusten, pero eran necesarias para evitar un mal mayor”.

Guzmán recordó que el cepo cambiario fue instalado por el gobierno de Cambiemos “en un contexto de enorme ansiedad económica”. Dijo además que el macrismo abrió “de forma plena” el ingreso de capitales. “Cuando cambiaron las expectativas empezaron a irse de golpe. Eso afectaba a la gente porque esa corrida cambiaria tenía efectos sobre los precios. Los controles de capital no deben ser una característica permanente de la economía, pero para poder cambiarlos hace falta más robustez en las reservas”, afirmó y dijo que es un proceso. “Buscamos ir en la dirección de regulaciones en cuenta capital macroprudenciales que ayuden a moderar la volatilidad macroeconómica”, estimó el ministro de Economía.

“El dólar ahorro no se prohibió”, dijo el ministro cuando se lo consultó por sus dichos a LA NACION días antes de las nuevas restricciones en medio de pujas y tensiones en el gabinete económico. “Su precio se encareció y se hizo más dificultoso el acceso. Estamos en una situación extraordinaria en la historia del capitalismo tal como lo conocemos”, explicó.

“Seguimos trabajando en estabilizar la macroeconomía en un contexto extraordinario en la historia y en articular entre el sector privado y el público reglas de juego que vayan generando más oportunidades. Hay un país con grandes oportunidades, una realidad dura en el contexto de una pandemia pero avances firmes en temas fundamentales”, dijo el ministro que afirmó que la economía mostraba una “muy moderada recuperación” hoy por hoy.

“Nos interesan todas las inversiones”, dijo el ministro e hizo un matiz: “Las inversiones externas que nos interesan son las que se aplican a la economía real”, y criticó la llamada “lluvia de inversiones” financieras en tiempos de Cambiemos. “En 2015 se anunció una lluvia de inversiones, y lo único que llegó fueron capitales de portafolio con propósitos especulativos y más de 100.000 millones de dólares de deuda que no fueron utilizados para mejorar la capacidad productiva real del país. Nos interesan todas las inversiones en cuanto a nacionalidad, pero lo que importa es que potencien la capacidad productiva de la Argentina”.

Por: Francisco Jueguen

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter