Las PYMES argentinas pueden conquistar el mundo a través del comercio electrónico

Expandir las fronteras del negocio trae consigo nuevos desafíos pero también la oportunidad de aumentar la rentabilidad
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El ‘boom’ del comercio electrónico en Argentina ha animado a las pequeñas y medianas compañías a lanzarse a la venta fuera del país.

Hace unos años esta forma de hacer negocios era casi desconocida para las medianas y pequeñas empresas. Hoy los hábitos de los consumidores han cambiado radicalmente en los últimos años y el éxito de las mismas radicará en su transformación digital.

Según Statistica, las ventas de comercio electrónico en todo el mundo ascenderán este año a $4,5 billones de dólares. Al abrir su negocio a nuevos mercados en otros países, puede experimentar algo de ese crecimiento. En promedio, vender productos a nivel internacional puede aumentar las ventas de los comerciantes entre un 10 y un 25%.

Muchas veces la opción de vender en el exterior se torna complicada en la gran mayoría de los casos ante el desconocimiento de los procedimientos y las vías para hacerlo. Es por ello, que Diego Gorischnik, CEO y Fundador de e.tres, líder en plataformas e-commerce, brinda algunas recomendaciones para lanzarse a conquistar el mercado internacional:

1. Conocé qué productos y modelos de negocio son tradicionalmente más exitosos a nivel internacional. Hay muchos factores importantes a considerar, incluido si existe una demanda regional para un producto determinado. Al seleccionar productos para vender internacionalmente, buscá buenas oportunidades de venta transfronteriza. Se necesitan crear experiencias de marca satisfactorias y contar con una comunidad atractiva construida alrededor de la misma. Probar de forma incremental la demanda de productos en diferentes países, es también una buena opción. Revisá si existe una demanda natural de un producto en diferentes países de destino antes de realizar inversiones significativas en inventario y almacenamiento.

2. Utilizá la experiencia de su transportista en envíos internacionales. Pedir consejo a los transportistas es una forma sencilla de realizar una investigación inicial sobre la venta de productos a nivel internacional. Los transportistas tienen agentes de aduanas disponibles que pueden ayudar a responder preguntas sobre productos en diferentes países, aranceles y cuestiones aduaneras, y pueden sugerir los métodos de envío más eficientes.

3. Aprovechá los numerosos servicios nuevos de envío para escalar nuevos esfuerzos de entrega internacional. Es importante planificar cómo cumplir con los pedidos en función del volumen de ventas y, al mismo tiempo, abordar los desafíos de entrega de cada país. Hacé tu investigación. Los diferentes proveedores se destacan en regiones geográficas específicas y ofrecen diferentes servicios.

4. Creá una experiencia de compra internacional más predecible para los clientes. Incorporá tecnología que permite automatizar procesos y mantener al cliente informado del estado de la compra en cada momento. Es importante crear un contexto de confianza no solo al momento del check out sino durante toda la compra. Este factor será clave a la hora de la recurrencia y recompra en tu tienda online.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter