De esta manera, se completa el plan de ordenamiento y venta del complejo azucarero emprendido por el Gobierno de la Provincia que priorizó la continuidad productiva, la fuente de empleo y los intereses de los trabajadores.

Luego de la Audiencia pública, donde se concretó la firma de posesión del Ingenio La Esperanza, a cargo del juez Juan Pablo Calderón, del Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial Nº 9, y de la que participaron el gobernador Gerardo Morales; la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Clara de Langhe de Falcone; el ministro de Producción, Juan Carlos Abud Robles; el fiscal de Estado, Mariano Miranda; por el comité de acreedores en su integración mayoritaria, Mariano Zurueta y Juan Carlos Villamea; por la sindicatura Colegiada, Cesar Pedano, con patrocinio letrado de José María Palomares, por la adjudicataria “Productora del Noroeste S.A y Gestión inmobiliaria del Norte S.A, sus apoderados, Marcos Montaldi e Ignacio Colombres Garmendia, padre y nieto; el presidente de Productora del Noroeste, Luis Budeguer y el presidente de gestión inmobiliaria del Norte S.A, Juan Arturo Borkosky; el secretario de Superintendencia del STJ, Ariel Omar Cuva y el Escribano Público, Nicolás Granara, se desarrolló el acto de acto de transferencia del Ingenio al grupo Budeguer.

El Gobernador afirmó que “se hace cargo del Ingenio un grupo serio que ha tomado la decisión de invertir en Jujuy, de mantener los más de 600 puestos de trabajo y convocar a los trabajadores a trabajar más fuerte que nunca para mantener esta fuente de producción que se ha ido deteriorando”.

Asimismo, recordó que este grupo está dispuesto a hacer más eficiente este Ingenio que “es una mina de oro”.

Sostuvo que “en el marco de muchos problemas económicos nacionales, lograr esto, y terminar con más de 20 años de quiebra, es un hito”, “que un grupo inversor en estos momentos difíciles donde la mayoría para el flujo de inversores, venga a invertir a Jujuy, es mérito de mi Gobierno y equipo de trabajo”.

Del mismo modo, destacó el rol de los trabajadores del Ingenio La Esperanza que “han aguantado y comprendieron la situación”.

“Vamos a seguir trabajando todos por Jujuy”, finalizó el mandatario.

A su turno, Luis Budeguer afirmó: “Venimos acá a dar nuestro mayor esfuerzo en pos de que esta importante empresa vuelva a tener el resplandor que supo tener en algún momento”

“Venimos a poner toda nuestras capacidades y habilidades tanto en la industria como en el campo, tenemos un plan a largo plazo para reconvertir esta unidad productiva cumpliendo con todos los estándares de calidad nacionales e internacionales para salir al mundo con productos de calidad”, sostuvo.

También, aclaró que van a tener una visión hacia las energías renovables, que “es el gran potencial que tiene la actividad azucarera y es un plan ambicioso que va a requerir muchos años”.

En los campos, “vamos a aplicar tecnología de punta, producción y eficiencia. Somos reconocidos como una empresa agrícola de vanguardia en la producción de caña de azúcar y así vamos a trabajar, aplicando la misma tecnología y técnica para La Esperanza”, dijo Budeguer.

Finalmente, afirmó que “venimos aquí a trabajar, pero sobre todo a depositar nuestra fe y esperanza en los jujeños para lograr el éxito que estamos convencidos que vamos a lograr”, concluyó.