Gimnasia visitó Avellaneda y le amargó la noche a Independiente

Tras el emotivo recibimiento para Diego Maradona en Avellaneda, con un gol de carambola sobre el final del partido, el Lobo se lo ganó 1-0 a Independiente. Y los hinchas del Diablo, que suman tres sin ganar en Superliga -clásico incluido- se fueron otra vez masticando bronca.

Fue merecido el triunfo de Gimnasia, que en este 2020 todavía no había podido sumar de a tres. Sobre todo por lo hecho en la primera mitad. Acaso conmovidos por la fiesta para Diego, los del Rojo salieron timoratos y los del Lobo con el pecho ancho.

En ese gran arranque de Gimnasia​, primero lo tuvo Ayala, y después se lo perdió dos veces Pérez García, de lo mejorcito del partido. El dueño de casa inquietó con alguna pelota aérea, pero nada que complique la noche de un seguro Fatura Broun.

Salió algo mejor el equipo de Pusineri para jugar el complemento y, con un Roa picante, generó un par de llegadas con algo de riesgo, pero el partido se fue apagando poco a poco. Incluso hubo algún hincha que se quedó dormido en plena tribuna…

A pesar de que el Lobo había llegado más y mejor, era empate en todos lados, salvo para el de arriba… Haya habido o no intervención divina, lo cierto es que Pérez García remontó la cancha a los 93 minutos, Mussis estiró para el ingresado Eric Ramírez y, tras un desvío en Sánchez Miño, la pelota se le metió por arriba a Campaña. Y si dios juega en tu equipo, por más negro que pinte el futuro, cualquiera se ilusiona con la salvación.

Dejar un comentario

Ir arriba