En un partido donde el VAR y el árbitro volvieron a quedar en el centro de la polémica, la Selección de Brasil venció por 3-1 a Perú y conquistó la Copa América.

La selección peruana salió decidida a atacar y presionar en los primeros minutos del de juego ante los anfitriones del torneo. En un mediocampo plagado de jugadores, Brasil intentó entrar por las bandas ante las presencia de Luis Advíncula y Miguel Trauco.

Leer también: Messi: “Lamentablemente creo que está armado para Brasil”

La insistencia fue tal que a los 14 minutos, un pase largo de Dani Alves acabó en los pies de Gabriel Jesús, quien superó al futbolista del Flamengo y envió un centro al segundo palo que terminó empujando Everton sin marca a metros del área chica.

Perú comenzó el complemento con varios problemas defensivos que pudieron acabar en el tercer gol de Brasil sobre el inicio con un tiro de Coutinho que pasó muy cerca del palo derecho de Gallese y otro de Firmino que no pudo rematar con comodidad.

Los dirigidos por Ricardo Gareca sufren en cada ataque del conjunto local. Al contrario de lo que sucedía en la primera mitad, ahora Brasil encuentra espacios por el medio y lastima con las llegadas de Arthur y Couthino.

La expulsión de Gabriel Jesús por doble amarilla a los 70 minutos le dio esperanza a los peruanos, que se adelantaron en el campo para buscar ese gol que les de el empate. Sin embargo, les faltó claridad a la hora de atacar y las jugadas se diluyen antes de ingresar al área.

Un cuestionable penal a un minuto del final acabó con las esperanzas de Perú. Everton encaró hacia el área y Zambrano lo movió, hombro con hombro, para que Gallese se quedara con el balón. Sin embargo, el árbitro Tobar sancionó penal. Y a pesar que desde el VAR le indicaran que viera la acción en la pantalla, ratificó su determinación. Y fue un error grosero, porque se trató de una carga reglamentaria, sin identidad de falta. Richarlison luego cambió por gol: 3-1.

COMENTARIOS

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de