El 0-0 del primer tiempo entre San Martín y Gimnasia y Esgrima de Jujuy habla de lo bien que hizo uno sus deberes y de lo mucho que le costó al otro, curiosamente el puntero de la zona B de la Primera Nacional. Sin recluirse en su trinchera, el “Lobo” le complicó el panorama al “Santo” en La Ciudadela. Pero eso fue durante los 45 minutos iniciales, porque en el complemento, con empuje y tino, Luciano Pons abrió el marcador y puso a San Martín en ventaja.

Durante el lapso inicial, San Martín buscó por abajo y no pudo, entonces entró a jugar un juego incómodo, el del centro largo en busca de un cabezazo salvador. Y en ese rol de pivot y goleador a Pons no se lo vio muy contento. Poco pudo hacer, salvo por una ocasión en la que pudo haber marcado y la desperdició. Tan raro en él como el partido mismo.

De hecho, en cancha no se notaba la diferencia de puntos entre ambos en la tabla. Era de palo y palo y con una estrategia que dejaba mejor parado al “Lobo” norteño: el punto sí le servía, mientras que a San Martín, no.

Pasó que con paciencia y cambios positivos que llegaron desde el banco, el “Santo” encontró la luz con el gran cabezazo de Pons y el perfecto centro de González. No soloe so, “Lucho” también le dejó servido a Emiliano Amor el 2-0 y, claro, Bolívar y Pellegrini explotó de fiesta.

Fuente: La Gaceta.

COMENTARIOS

avatar
  Suscribirse  
Notificar de