Diez personas fueron rescatadas de una secta en Mar del Plata y otras cuatro fueron detenidas, entre ellos dos argentinos y dos venezolanos nacionalizados.

Reclutaban a las víctimas con supuestos cursos de espiritualidad. El líder se hacía pasar por un “gurú del yoga”.

Según publicó TN, esta secta esclavizaba a mujeres. Funcionaba detrás de la fachada del City Hotel, ubicado en diagonal Alberdi al 2500, en pleno centro marplatense. La causa empezó a fines del año pasado en la Justicia bonaerense a partir de la denuncia de una persona ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).

De acuerdo a lo que se pudo reconstruir, el grupo ofrecía encuentros espirituales y quienes se acercaban eran luego privados de su libertad y obligados a realizar trabajos forzados.

Entre las advertencias para tenerlos prisioneros, los delincuentes les advertían que, en caso de escaparse o delatarlos, les iban a robar sus casas.

El fiscal federal Nicolás Czizick le solicitó al juez federal Santiago Inchausti que imputen a los detenidos por distintos “delitos vinculados a la trata de personas y a la reducción a la servidumbre. A su vez, remarcó la posibilidad de que hayan sido autores de presuntos abusos sexuales.

Comentarios