Un importante número de Jubilados y pensionados afiliados al PAMI, se manifestaron ruidosamente contra la conducción de la Agencia Jujuy, por la suspensión de la prestaciones médicas.

Además, está latente la amenaza de los médicos de cabecera de dejar sin atención a miles de beneficiarios.
 
Los abuelo, con indisimulable y justificada  irritación, reclamaron a viva voz la renuncia del director de la Delegación Jujuy, aunque el funcionario contestó que no pensaba hacerlo.
 
La reacción de los jubilados fue inmediata y hasta le dijeron que “se vaya a la mierda”. “Son asesinos, asesinos de los viejos”, repetía una mujer en medio de los jubilados que reclamaban con una sucesión ininterrumpida de insultos
 
Luego de una reunión entre Arnau y delegados de distintos centros de jubilados de la provincia, el abogado especialista en temas previsionales, Pedro Figueroa, anunció que  se entregó un petitorio con varios puntos concretos que deben ser solucionados en forma efectiva.
 
El letrado dijo que el funcionario se comprometió a dar una respuesta el próximo lunes a las 9. Los jubilados fueron convocados a la sede del PAMI a esa hora, para esperar una respuesta positiva a sus necesidades.
 
Esta fue una de las manifestaciones más serias de los últimos tiempos, en que la atención médica a la clase pasiva de Jujuy se ha deteriorado en grado sumo y amenaza con empeorar a extremos intolerables.