El Consejo de la Magistratura ordenó las primeras medidas de prueba para investigar a Luis Rodríguez.

Se trata del juez acusado de recibir una coima de USD 10 millones para beneficiar al ex secretario de los Kirchner. Carolina Pochetti no será llamada a declarar ante la Comisión de Disciplina

La Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura ordenó las primeras medidas de prueba para analizar si el juez federal Luis Rodríguez incurrió en mal desempeño y debe ser removido de su cargo.

Durante el debate entre los consejeros, que se extendió sólo 10 minutos, se acordó no convocar a declarar por ahora a Carolina Pochetti, la arrepentida de la causa de los Cuadernos que aseguró que Rodríguez recibió una coima de USD 10 millones para beneficiar a su difunto esposo y ex secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz.

Diego Molea fue el miembro informante en representación de las cinco denuncias presentadas contra el juez: dos de la Coalición Cívica, dos del abogado Ricardo Monner Sans, y una del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre las medidas de prueba que se ordenaron, se votó solicitarle al Banco Central un informe sobre los movimientos que se registraron en las cuentas y en las tarjetas de crédito del magistrado e incorporar al expediente disciplinario una copia certificada de la declaración de Pochetti en la causa que instruye Carlos Bonadio.

También se le girará un oficio a la Cámara Federal para conocer los motivos por los cuales Rodríguez fue apartado de la causa sobre la sucesión de Muñoz y se requerirá una copia sobre la exención de prisión con la que el magistrado benefició a Pochetti en ese expediente.

A la par, se solicitará autorización para acceder a la declaración jurada de Rodríguez, se requerirán a la Dirección de Migraciones datos sobre los viajes realizados por el magistrado y su familia, y se incorporarán informes de dominio de inmuebles y automotores del grupo familiar del juez.

Comentarios