Miguel Ángel Pichetto
Miguel Ángel Pichetto

Con una sonrisa que no pudo ocultar y la voz por momentos quebrada por la emoción, Miguel Ángel Pichetto realizó su primera conferencia de prensa como flamante compañero de fórmula de Mauricio Macri.

Lo hizo desde el Congreso, su segunda casa, donde pasó los últimos 26 años de su vida, primero como diputado y luego como senador por Río Negro. Contento como pocas veces se había mostrado en público, Pichetto lanzó: “Le dije que sí inmediatamente porque quiero colaborar con la reconstrucción del país”.

La decisión del senador justicialista provocó dos efectos: el primero, según consideró el propio candidato a vicepresidente de Cambiemos, fue que “los mercados reaccionaron positivamente”; el segundo, como adelantó, fue que renunció a la presidencia del bloque del Partido Justicialista (PJ) en la cámara alta para “acompañar desde ahora esta propuesta política”.

“Por un lado, el espacio de Alternativa Federal se achicó; por el otro, nunca es bueno que vuelva el pasado. El país está reconstruyendo el sistema de partidos. Vamos camino a hacer una coalición política. Muchos compañeros del peronismo se incorporarán a esta propuesta”, puntualizó al momento de explicar qué elementos ponderó para tomar la decisión.

El paso siguiente fue realizar un balance de los cuatro años de Cambiemos en la Casa Rosada: “El Gobierno tuvo aciertos, como su política internacional y la lucha contra el narcotráfico, pero hay que mejorar la economía y solucionar la pobreza”. Y comparó: “A diferencia de los que insistían con ‘cuanto peor, mejor’, yo siempre he sido un opositor democrático y propositivo”.

Así, Cambiemos finalmente decidió ampliar el frente con la sorpresiva llegada del legislador justicialista: Macri se decidió por Pichetto en un claro mensaje para atraer el voto peronista no kirchnerista en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto y las generales del 27 de octubre.

“Yo alguna vez dije que muchos corrían a los Tribunales Federales de Comodoro Py a denunciar a este gobierno. No justifico la impunidad, pero hay que terminar con la hiperjudicialización de la política y el gobierno de los jueces”, adelantó Pichetto.

Pichetto, como lo reconoció en la conferencia de prensa, abandonó la cada vez más “achicada” Alternativa Federal que alguna vez integró con los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, a los que les avisó sobre la decisión que oficializó el martes a la tarde desde el Salón Eva Perón de la cámara alta.

Pichetto, uno de los senadores que rechazó desaforar a Cristina Kirchner por pedido del juez federal Claudio Bonadio, aclaró qué pasará con su postura como compañero de fórmula de Macri: “Mi posición no cambia: estoy en contra de la prisión preventiva como pena anticipada”.

Aunque luego, refiriéndose a su precandidatura a vicepresidente, pero en un claro mensaje hacia el kirchnerismo, sentenció: “Como decía Jorge Luis Borges: ante las duda (por el ofrecimiento de Macri), primero el coraje. Estoy convencido de que el país volverá a elegir a Macri”. Y, antes de cerrar, repitió: “Nunca es bueno que vuelva el pasado”.