De esta manera se refirió el secretario de Asuntos y Relaciones Municipales del Gobierno de la Provincia, Diego Rotela, a quienes desde una posición política “canallesca, hilarante y descabellada” pretenden “poner freno a las verdaderas acciones de transformación y desarrollo” impulsadas por el gobernador Gerardo Morales.

“El problema no es que piensen distinto”, aclaró, “el problema es la mentira de muchos dirigentes y voces opositoras”.

Consideró que desde sus principios de transparencia, Morales “piso demasiados cayos” en la provincia y alertó que allí radica “la intención de gente dispuesta a torcer el rumbo de progreso y volver al Jujuy donde la única política pública era la violencia, el piquete, el apriete y repartir planes”.

Destacó que “hoy existe un gobierno presente en todo el territorio, un gobernador que dio varias veces la vuelta completa a la provincia y que se animó a pensar un Jujuy con más inversión en litio, la planta de energía solar más grande de Sudamérica, la construcción de la autopista 34, el nuevo aeropuerto, zonas francas mayorista y minorista, inauguración de quirófanos en Susques, San Pedro, La Quiaca, Libertador General San Martín, Humahuaca y Pálpala; inversiones millonarias en máquinas viales, patrulleros, ambulancias, autobombas, avión sanitario, helicóptero, motos para fuerzas de seguridad y agentes sanitarios; record de turistas, la mejor Fiesta Nacional de los Estudiantes y el Carnaval de nuestra historia” y puntualizó que estos son “algunos de los logros que pueden ver todos y cada uno de los jujeños, inclusive los caranchos, que se auto infligen un daño para acusar a otra persona”.

Recalcó que “desopilantes, hilarantes y canallescos justificativos de todo tipo se escuchan ante una iniciativa, cuando por 32 años no fueron capaces de levantar la cabeza y descubrir el sol para generar energías limpias” y apuntó que “la extracción de litio resultaba sospechosamente barata para las arcas públicas, no así la autopista Jujuy-Yala, la más cara del mundo; la respuesta al proyecto de cultivo de cannabis con fines medicinales autorizado por más de 10 organismos nacionales lo pretenden transformar en un amenazante “narcoestado” propio de culebrón televisivo”. “No conocen la cantidad de hectáreas productivas en Finca El Pongo, Jujuy producirá remedios, el gobierno invierte y trabaja en salud, que irónico que esto les duela”, subrayó.

Enfatizó que “en su proceso de autoflagelación, no los escuche hablar de la creación de la Oficina Anticorrupción, los sorteos públicos de viviendas, las declaraciones juradas on line y toda iniciativa en pos de transparentar la función pública” y consideró que “hasta parece que añoran el clientelismo que supieron practicar”.

“Hoy el país y el mundo miran a Jujuy, en ellos está la posibilidad de aportar su grano de arena por el bien de la provincia o continuar con su estéril e infantil berrinche opositor”, finalizó Rotela.

COMENTARIOS