Un grupo de delincuentes intentó robar esta mañana un camión blindado en la puerta de un banco del partido de Moreno y, tras un tiroteo, siete personas, tres de ellas mujeres embarazadas, resultaron heridas.

El hecho ocurrió antes de las 9 en la puerta del banco Supervielle ubicado en la calle Nemesio Álvarez al 200, en pleno centro del mencionado distrito del oeste del Gran Buenos Aires.
Todo comenzó cuando el camión de caudales estacionó en la puerta de la entidad y varios delincuentes armados aparecieron con fines de robo.
 
Ante esa situación, los custodios extrajeron sus armas y se produjo un tiroteo que culminó conuno de los agentes de seguridad herido en el rostro por el roce de una bala, mientras que el otro resultó lastimado al ser embestido por uno de los dos autos en los que se movilizaba la banda integrada por cinco personas.
 
En medio del enfrentamiento quedaron los clientes del banco, que también fueron alcanzados por las balas. El superintendente de la Zona Oeste de la Policía Bonaerense, Carlos Bianchi, confirmó a la prensa que dos de los heridos son vigiladores de la empresa de transporte de caudales Prosegur, y el resto, cinco personas (cuatro de sexo femenino) que aguardaban para ingresar al banco.
 
Tres de las cuatro mujeres heridas -de 22, 35 y 38 años- están embarazadas, confirmaron voceros del nosocomio mencionado. Al respecto, el ministerio de Salud bonaerense informó: “Sólo la joven de 22 años, con una herida en el muslo, quedó en el hospital en observación. Las otras dos embarazadas, y una mujer de 54 años -con escoriaciones en pierna y pie derecho- fueron dadas de alta”.
 
Todos los lesionados fueron trasladados al Hospital de Moreno, donde dos personas debieron ser intervenidas quirúrgicamente por la gravedad de las heridas: el caso más complejo es el de un jubilado de 75 años que recibió un balazo en el tórax y -según informaron los voceros del nosocomio mencionado- tiene “importantes daños internos”.
 
El otro afectado de gravedad es uno de los custodios, que también debió ser operado: sufrió una herida de bala en la cara (con entrada y salida en la zona malar), otra en el tórax y una fractura expuesta en la pierna izquierda, producida por otro disparo.
 
Una testigo del hecho, llamada María Ester, quien también estaba en la fila del banco, contó en declaraciones a TN que un hombre se hizo pasar por un cliente hasta que en un momento gritó “todos al piso”.
 
“El custodio estaba muy malherido y una señora gritaba que a su hija le dieron un tiro”, afirmó la mujer, quien apuntó que los delincuentes tenían una camioneta Peugeot Partner blanca que hizo de apoyo.
 
Efectivos de la comisaría 1ra. de Moreno entrevistaban a los testigos y procuraban analizar las imágenes que captaron las cámaras de seguridad para tratar de identificar a los asaltantes.
Más de 200 policías recorren la zona en busca de pistas para hallar a los responsables del intento de robo. A cuatro cuadras del banco secuestraron la camioneta que utilizaron los malvivientes.
 
Fallecio el jubilado herido
 
Un hombre de 75 años, que había sufrido graves lesiones en el tiroteo producido durante el asalto a un blindado en Moreno, falleció mientras era operado en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega de esa localidad bonaerense. La víctima fue identificada como Francisco Figueroa.
 
Previamente, el viceministro de Salud de la Provincia, Sergio Alejandre, había informado que estaba “severamente comprometido, con lesiones en el tórax”. Los médicos no pudieron revertir la situación del paciente y el jubilado murió tras varias horas de cirugía.
 
El otro afectado de gravedad es uno de los custodios, de la empresa Prosegur, que también debió ser operado: sufrió una herida de bala en la cara (con entrada y salida en la zona malar), otra en el tórax y una fractura expuesta en la pierna izquierda producida por otro disparo. Finalmente, fue derivado a un sanatorio privado.
 
Además, otro custodio y cuatro clientes –de ellos tres mujeres embarazadas (de 22, 35 y 38 años) sufrieron heridas, pero de menor gravedad.
 
“Sólo una joven de 22 años, con una herida en el muslo, quedó internada en observación. Las otras dos embarazadas, y una mujer de 54 años –con escoriaciones en pierna y pie derecho– fueron dadas de alta”, informó Alejandre.
 
COMENTARIOS