Un grupo de manifestantes encapuchados en Ezeiza, que no tienen relación ni fueron convocados por la familia, tiraron piedras, quemaron cubiertas y bloquearon el acceso al lugar. Allí declara el detenido.

Vecinos y conocidos de Mónica Cruz, la mujer de 38 años que fue estrangulada con una soga por su ex pareja en un descampado de Cañuelas, protagonizaron serios incidentes frente a la Fiscalía de Ezeiza donde declara el detenido.

Quemaron cubiertas, tiraron piedras, cortaron calles, pintaron con aerosol el frente de la Fiscalía y bloquearon el acceso al lugar, mientras aguardan el traslado del femicida.

Este grupo de manifestantes, que no tiene ningún tipo de relación con los familiares y amigos de la víctima, se presentó con las caras tapadas y palos en sus manos para sumarse al reclamo de pedido de justicia, mientras que personal de la Policía y la Infantería acordonó el ingreso a la sede judicial para evitar mayores desmanes.

“No estamos de acuerdo con lo que está pasando acá. Invitamos a toda este gente a que se retire pacíficamente”, señaló la hermana de Mónica ante la prensa. Además, aclaró que ellos no convocaron a nadie para ninguna manifestación y se mostró en desacuerdo con lo sucedido hoy y el viernes en la comisaría, donde también protagonizaron incidentes.

“Hay mucho dolor en la familia por haberla perdida. Quiero aclarar que la policía se ha portado de manera excepcional, desde el momento que hicimos la denuncia. Se movieron por todos lados. De la comisaría estuvieron constantemente asistiéndonos. No estamos pagados por el distrito ni por nadie”, remarcó la mujer.

Mientras que otro de los hermanos de Mónica también se sumó al reclamo de que los violentos desalojen en el lugar: “Déjennos con nuestro luto. Nosotros no convocamos a esta gente”.

Juan Ramón Silva, el ex de Mónica, quedó detenido tras ser indagado por la desaparición de la mujer. Es que el hombre se quebró y terminó confesando el asesinato: “La ahorqué y dejé su cuerpo al costado de la ruta 205 y Los Cedros”.

A raíz de su declaración, la policía se trasladó hasta allí y encontró el cadáver de la víctima boca abajo tapado con una frazada de color rojo.

Alan, hijo de la mujer fruto de una relación anterior, contó en diálogo con el canal Crónica TV que su madre era buscada intensamente desde el viernes. Había salido a encontrarse con Silva ya que éste “tenía que darle plata porque no le pasaba un peso”.

El chico contó que su madre y el detenido fueron pareja durante 11 años y tuvieron dos hijos, uno de 9 y otro de 7. “Él le pegó, la ahorcó, la envolvió en una frazada y se la llevó en el auto”, indicó el joven, quien precisó que “había una restricción perimetral” sobre el acusado.

También explicó que el hombre no le permitía trabajar y que “siempre la tenía encerrada en la casa” y que en una ocasión la trató de ahorcar.

Mónica ya lo había denunciado en varias oportunidades por violencia de género y la última vez fue el 1° de abril. “Había pedido el botón antipánico y estuvo en la Fiscalía pero no le dieron importancia al tema hasta que pasó esto”, criticó Alan, uno de los hijos de la víctima.

“El hombre tenía la perimetral, pero no la cumplía y los patrulleros lo dejaban siempre libre”, agregó. “Mi madre vivió once años de sufrimiento. Este hombre la agredía siempre que podía. Siempre iba atrás de ella con el fin de hacerle daño y el viernes pasado no estuve yo para cuidarla”, se lamentó.