Ricardo Russo

Ayer por la tarde, la Policía de la Ciudad detuvo en el hospital Garrahan a Ricardo Russo, de 55 años, pediatra en la institución desde hace varios años.

La detención fue realizada tras una investigación de la fiscal Daniela Dupuy, una de las mayores expertas en casos de pornografía infantil del país. Russo, revelaron fuentes del caso a Infobae, está acusado de producir, facilitar y distribuír imágenes sexuales de niñas y niños. Su casa porteña fue allanada: encontraron una gran cantidad de fotos y videos con imágenes que muestran “desde bebés de seis meses” a varones adolescentes.

Russo mientras era detenido ayer por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires

Russo, aseguran investigadores, es parte de una red detectada a través de una investigación comenzada por un reporte de Homeland Security en Estados Unidos que fue enviado a Brasil y de allí a la Justicia porteña: el reporte apuntaba a una serie de contactos que orbitaban alrededor de una dirección IP en particular.

El médico fue identificado gracias a que distribuía material en la red P2P eMule, curiosamente uno de los focos más observados por los investigadores de tráfico de pornografía infantil en la Argentina, un programa en red empleado a comienzos de la década pasada para compartir música y video similar al Napster que quedó en desuso aunque su red siguió activa.

El pediatra, empleado del Garrahan desde el año 2007, no solo distribuía. “Sacaba fotos”, asegura una fuente clave en el caso. Marcelo D’Alessandro, secretario de Seguridad porteño que confirmó la identidad del detenido, aseguraba que se veían camillas en videos secuestrados. El funcionario aseguró en declaraciones radiales que Russo tenía a su cargo el servicio de inmunología del hospital.

Fuentes de la investigación le revelaron a Infobae que Russo se negó a declarar ante la fiscal Dupuy y mañana por la mañana tendrá su audiencia de prisión preventiva. Sospechan que hay casos mucho más graves vinculados al médico. También buscan corroborar si trabajaba para otros centros de salud en contacto con menores.

Por otra parte, las autoridades del Hospital Garrahan difundieron un comunicado en el que notificaron que separaron a Russo de sus funciones y que se ponen a disposición de la Justicia para la investigación del caso. No mencionaron al médico con nombre y apellido.

“Ante los hechos de público y notorio conocimiento que circulan en medios de comunicación, el Hospital Garrahan informa, a través de sus autoridades, que la Dirección de Asuntos Jurídicos de la institución ha tomado conocimiento del caso y se ha comunicado con la fiscalía interviniente a fin de poner a entera disposición de la justicia todo lo necesario para lograr el esclarecimiento de los hechos”.

“Hasta tanto la Justicia se expida, las autoridades han decidido apartar del cargo al profesional involucrado. La comunidad hospitalaria se encuentra movilizada y consternada a la espera de más información que permita aclarar los hechos ocurridos”, finalizó el comunicado.

Fuente: Infobae

Comentarios