Cómo “armaron” a Natalia Oreiro para interpretar a Gilda

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
La pincelada de santa, otra de maestra, otra de bailantera, otra de chica de barrio de Devoto. Así compone Natalia Oreiro su personaje para la película sobre la vida de Gilda que se estrenará el 15 de septiembre en las salas de cine argentinas.

 
La documentalista Lorena Muñoz trabajó intensamente en las prendas, los géneros y los colores que caracterizan al personaje. Lo hizo junto a la propia actriz -quien se dedicó a investigar la vida de la cantante- y al vestuarista Julio Suárez, quien se desempeñó en numerosas películas, como Belgrano, El clan, Revolución: El cruce de los Andes, Tiempo de valientes, entre otras.
La elección de su atuendo reflejan los cambios fundamentales en la vida de Miriam Alejandra Bianchi (más conocida como Gilda): de la ama de casa y la maestra jardinera, a la Gilda de escenario, para terminar en el gran mito de los altares argentinos en la ruta: la coronada de flores, la celestial.
 
En las estampitas se la ve con un vestido azul y una corona que hace referencia a la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. ¿Lemanjá? Eso transmitía Gilda: amor, belleza, alegría. La tapa de ese disco se emparenta con "La Primavera", del renacentista italiano Sandro Botticelli. Esa imagen sería la que siempre permanecería joven en el recuerdo de su pueblo y eterna en las canciones.
 
La vida desconocida
 
El vestuarista Julio Suárez cuenta a Entremujeres que se trabajó fuertemente en esa transformación interna del personaje: del perfil bajo a la fama, del perfil de "entre casa" y docente a la que despega para cumplir su sueño y suelta su espíritu artístico. "Evité hacer un cliché: si desde el principio incorporaba mucha tela brillante y mucho cuero, iba a rebotar la luz en las prendas. Tuve que trabajar la película teatralmente en cuanto a los colores y los materiales", explica.
 
Chitón, laminadas, encajes elastizados, jersey intervenidos con purpurina y engomados, o jeans nevados y de colores son algunas de las telas que eligió Suárez, quien se dedicó a buscar tuvo acceso a fotos familiares, "a ella misma, a sus gustos". "Hay modelos que copié exactamente", detalla. "Esto me parecía apropiado para que sus fans la asociaran directamente. Otra zona del vestuario la construyó su forma de pensamiento y mi mirada".
 
Corazón valiente, pollera corta
 
Incluso antes de la película "Gilda: No me arrepiento de este amor", Natalia Oreiro se sentía -de alguna manera- emparentada con el personaje: las dos tienen mucho público, ambas son cantantes…
 
¿La prenda que identifica más a Gilda? Suárez menciona "la minifalda de jean híper corta y el chaleco. Era lo que usaba cualquier chica en la calle en ese momento; ella lo reutilizaba y lo llevaba al show". También destaca el cuero, "ese cuerpo de barrio que usaba en camperas y minis", sospecha Suárez, confeccionadas por un fan que le hacía la ropa.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter