Minera Exar participó de Jornada de Industria y Desarrollo del Noa

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

Minera Exar participó del evento que congrega las principales exposiciones de modos y modelos de trabajo orientados a la sustentabilidad.

En una presentación conjunta, en el marco de la Jornada de Industria y Desarrollo Sustentable, las áreas de Medioambiente y Relaciones comunitarias de Minera Exar, continúan difundiendo las actividades que realiza la empresa que producirá litio en el Salar de Cauchari-Olaroz. En esta oportunidad, la exposición estuvo a cargo de la Ing. Natalia Gimenez, Jefa de Medioambiente; y la Lic. Mónica Echenique, Jefa de Relaciones Comunitarias.

Inicialmente, N. Gimenez comentó que: “en la conceptualización de la “sostenibilidad” se tienen que tener en cuenta las tres esferas: el desarrollo económico, la preservación del medio ambiente y el desarrollo del capital humano. Una sin la otra no funcionan. De hecho se habla que hay una cuarta ‘pata’ que es la ‘institucionalidad’, es decir, la parte política, el apoyo gubernamental”. Las representantes de Exar sostuvieron que la parte ambiental y comunitaria son dos soportes fundamentales en la actividad minera en la actualidad. En el caso de las mineras más recientes en la actividad, se tiene muy en cuenta esta relación vital. Al respecto N. Gimenez agrega: “sin haber un acuerdo previo entre las empresas, es importante destacar que en las tres presentaciones mineras de hoy, participaron -en conjunto-, representantes de esas áreas. Esto da cuenta del contexto social en el que estamos involucrados como proyectos, trabajando con visión crítica social y aportando lo que podemos al respecto”.

En relación a la preservación del ambiente, puntualizó que “la minería carga con muchos mitos, pero en la actividad el nivel de sistematicidad, meticulosidad y precaución con los cuales se gestionan todos los aspectos relacionados al medioambiente, son únicos en el espectro industrial y empresarial. Por ello nuestra decisión de comunicar y dar a conocer, cómo son los monitoreos ambientales participativos trimestrales”.

Por parte de las Relaciones Comunitarias, su jefa, Mónica Echenique, destaca sobre la ponencia: “La empresa, en todos éstos años fue desarrollando canales de comunicación y desarrollo comunitario. En ésta oportunidad tratamos de explicar cómo la industria se preocupa y lleva a cabo procesos de diálogo y consenso; y así sostener un proyecto en un contexto de muchos años, en donde hay cambios de personas, de gestiones, de políticas. Son 10 años de trabajo en territorio en donde hay cambios en la empresa, en los gobiernos, en las comunidades y en las áreas del Estado que trabajan en relación a la actividad. Nuestra visión y objetivo es tratar de mantener “estables” las relaciones con las comunidades y estar permanentemente en comunicación con ellos”.

La profesional de ciencias sociales a cargo del área continuó señalando que “el posicionamiento en territorio no es teórico: es estar cerca de la gente, explicar quién sos, qué hacés, para qué lo hacés y mantenerlos en vigencia sobre lo que está pasando. Atender las inquietudes, ver cuáles son sus expectativas, dar respuesta a todo y fundamentalmente, trabajar a la par, desde el consenso. De nada sirve indicar qué hacer o no hacer, hoy las áreas comunitarias acompañan, es un camino a la par.
Creo que en el caso de las empresas en la provincia, el hecho de que en éstas jornadas, en todos los casos participen las áreas de medioambiente y comunitarias de las empresas, da cuenta, no sólo de la priorización de las mismas sino también de la idea de trabajo conjunto y participativo”.

SSR Mining Puna (Pirquitas – Chinchillas): Nuestra actividad demanda un monitoreo ambiental constante.

En el contexto de la Jornada de Industria Sustentable del NOA, las representantes de SSR Mining Puna, emprendimiento conjunto que lleva adelante los proyectos Chinchillas y Pirquitas, se refirieron a los principales mecanismos de acción y control ambiental que lleva adelante la empresa; y el compromiso con las comunidades del área de injerencia en la que trabajan.

“Nos parece muy relevante esta Jornada, ya que sostenemos que la minería puede ser una actividad totalmente sostenible y sustentable” señaló la Ing. Estefanía Borgo, Jefa de Medioambiente de SSR Mining Puna, al terminar su exposición, acompañada de la Jefa de Relaciones Comunitarias, Telma Zemplin.

En el contexto de la Jornada, SSR Mining Puna fue una de las empresas expositoras del sector minero, en un panel en donde una de las principales novedades fue la inclusión de las áreas de medioambiente y comunidades en el concepto de ‘sustentabilidad’. Al respecto E. Borgo comenta: “participamos fuertemente convencidas de que nuestras prácticas y acciones así lo demuestran. Así también, desde el punto de vista social, consideramos que tenemos que tener la ‘licencia social de las comunidades’ para poder operar y hacer nuestras actividades. Esto se trata de una vinculación social y un compromiso: todo el impacto que genere la empresa con esta actividad en la región tiene que ser sostenible. Básicamente es generar impacto positivo para la sociedad, tanto ambiental como en los aspectos económico y social”.

Con respecto a la materia ambiental, la encargada del área señaló: “lo estamos haciendo, está enmarcado dentro de un ‘plan de manejo ambiental’: nuestra actividad demanda estar en un constante monitoreo sobre los modos de trabajo, los ambientes y preveer los incidentes que potencialmente puedan ocurrir. En este sentido, por ejemplo, para mejorar la calidad del aire y reducir la elevación de partículas de polvos, de finalizó el domo de contención en Pirquitas”.

“En este sentido, por ejemplo, para mejorar la calidad del aire y reducir la generación de polvo en suspensión, es que en 2018 se finalizó la construcción del domo de Pirquitas. Otro ejemplo de nuestro monitoreo permanente, es el que tiene relación con el manejo de las aguas superficiales de ambos Proyectos. Lo hacemos para Chinchillas y estamos trabajando en implementarlo en Pirquitas, ya que los estándares de cuidado ambiental en ambos son muy estrictos y similares. Por último, nos referimos al mantenimiento constante de los monitores ambientales -tanto en Chinchillas como en Pirquitas. Éso nos ayuda a saber si estamos generando un impacto efectivo sobre el ambiente” conluyó E. Borgo.

Diagnósticos comunitarios

Como forma de acercamiento a la realidad social, una de las metodologías más atinadas es el procedimiento del diagnóstico. Según la Jefa de Relaciones Comunitarias, Telma Zemplin: “trabajar emplear los con diagnósticos sociales nos permite conocer la realidad y las variables estratégicas sobre las cuales hay que trabajar con las diferentes comunidades. Esas variables, luego se transforman en programas de gestión ¿Cómo trabajamos? Bien, el trabajo en las comunidades requiere una comunicación permanente. Hay varios temas cruciales: la empleabilidad y la capacitación local; el tema de desarrollo de proveedores, temas vinculados a la salud y educación comunitarias. Toda línea de trabajo demanda hacer un seguimiento y ver cuál o cuáles son las posibilidades. Por ejemplo, para el caso de las personas que quieren ser proveedores, el acompañamiento y seguimiento que se necesita para armar una Pyme. En cierta forma hay que brindar herramientas educativas y de capacitación, además de asesorar con respecto a ello. Y ello termina resultando en que ellos puedan no sólo ser proveedores de esta empresa, sino formarlos para que puedan serlo de otras proveedores de otras empresas”.

La compañía trabaja con acciones a corto y a largo plazo, entre las acciones a corto plazo están aquellas vinculadas a procesos sociales que están sucediendo en el momento de poner en marcha y en los primeros años de la operación, en las que respecta a largo plazo se tiene en cuenta en generar impacto positivo económico y social, trabajando en conjunto con diferentes actores para lograr una actividad que sea positiva para la región, para ello claramente se creó el FDS.
Al respecto de la vinculación con el quehacer ambiental, T. Zemplin comenta: “trabajamos en conjunto en varias actividades. Una de ellas es la capacitación de ‘veedores’ o ‘monitores ambientales’. Y ahí el desafío que tenemos es incrementar el nivel de participación de las comunidades en los monitoreos y en los controles participativos que realizamos periódicamente”.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter