Un empresario rosarino fue detenido por navegar en su yate en plena cuarentena

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
yate prefectura

Prefectura salió a buscar la embarcación de Gustavo Nardelli, uno de los dueños de la aceitera Vicentín y presidente de Terminal Puerto Rosario.

El empresario rosarino Gustavo Nardelli, uno de los dueños de la aceitera Vicentín y presidente de Terminal Puerto Rosario, fue detenido en las últimas horas junto a una mujer cuando navegaba por el Río Paraná por violar la cuarentena obligatoria dispuesta por decreto por el Gobierno para frenar el avance de la pandemia de coronavirus.

La detención la llevó a cabo personal de Prefectura este lunes por la mañana cuando ambos se encontraban a bordo del yate “Champagne” en el kilómetro 413 de la margen derecha del Paraná, como parte de las estrictas medidas sanitarias dispuestas para detener el avance de la enfermedad.

Al parecer, el empresario había salido el jueves desde el Club Rowing, a pesar de las advertencias de que no lo hiciera porque desde la cero hora del viernes empezaba el aislamiento social obligatorio por la pandemia de coronavirus, dispuesto esa noche por el presidente Alberto Fernández.

“Le avisaron un montón de veces que no saliera, pero no le hizo caso a nadie y se mandó con el yate como si nada, hasta que ayer llegó la orden del juzgado a Prefectura, que lo detuvo junto a una joven”, precisó una fuente del Ministerio de Seguridad de Santa Fe a La Capital.

En consecuencia, la embarcación fue incautada y Nardelli fue aprehendido y quedó a disposición de la Justicia. El empresario, que hace un mes fue imputado por llevar a un concurso preventivo a la agroexportadora Vicentín, enfrenta ahora una causa judicial por “desobediencia y atentado contra la salud pública” y tendrá que declarar cuando concluya la cuarentena.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter